Paloma Yerovi: “Siempre hubo algo de Flora Tristán en mi vida”

Destacada actriz asume el rol de la escritora, feminista, sufragista, política y economista Flora Tristán en “La Herencia de Flora”, la nueva cinta del reconocido director Augusto Tamayo. “El discurso de Flora trasciende naciones, condiciones, épocas”, dice Paloma en la presente entrevista…

La emblemática Flora Tristán fue una de las grandes fundadoras del feminismo en los albores de su surgimiento en el Siglo XIX. Fue escritora, pensadora socialista y feminista francesa de ascendencia peruana. Justamente, la película “La Herencia de Flora”, del director de cine Augusto Tamayo, la visibiliza y trae a foco en un momento urgente y vital para reivindicarla, reconocerla y hablar sobre su valioso legado.

En la aludida cinta, la actriz Paloma Yerovi da vida a Flora Tristán. Sobre este tema Lima en Escena charló brevemente con la destacada intérprete escénica.

 

– Paloma, interpretas a Flora Tristán en una nueva producción cinematográfica de Augusto Tamayo. Cuéntanos cómo llegó a ti Flora Tristán. El primer vínculo con ella.

-Desde niña. Mi mamá me regaló un pin del movimiento feminista Flora Tristán y me lo puse feliz para ir al colegio. Mientras las otras niñas tenían el suyo de Hello Kitty, de la Sirenita, yo usaba el de Flora. Sin saber al detalle sobre Flora, como niña intuía que su nombre tenía que ver con la fuerza interior que llevamos las mujeres. Ya en la universidad me interesó conocerla y pude leer Peregrinaciones de una Paria. Me interesaba mucho el tema del feminismo y también su ascendencia francoperuana. Por mi familia tengo vínculos con ambas culturas. Por esa época enseñaba también en un colegio que antes llevó el nombre de Flora Tristán. Si empiezo a darme cuenta siempre hubo algo de Flora en mi vida.

– Qué destacas de ella como activista feminista, como autora, como mujer de su tiempo.

– Su voluntad inquebrantable, su espíritu de lucha por el cambio. Su capacidad para volverse a levantar luego de caerse y pisar fondo. Esa determinación es única. Flora es para mí un ejemplo de fortaleza. Su mirada visionaria, su lucidez para emprender como pionera hace casi 200 años el feminismo, el pacifismo y antiesclavismo, con un pensamiento que sigue vigente hasta nuestros días. Además, Flora fue autodidacta, no lo hace desde la academia sino desde sus entrañas, desde su propia vida en la que padeció las consecuencias de la ignorancia y la miseria, las mismas que pretende erradicar en su lucha a partir de la educación. El discurso de Flora trasciende naciones, condiciones, épocas, su lucha es por el amor a la humanidad, por la libertad de las mujeres, del ser humano en general.

– ¿Cómo has recreado, enriquecido tu papel, tu interpretación sobre Flora Tristán?

-Al ser Flora un personaje icónico mi intención humanizarla desde que empecé a trabajar el papel. Conocerla desde sus libros como luchadora feminista, pero también como mujer, desde su cotidiano, para interpretarla partiendo desde ese lugar. Investigué. Empecé a leer sus libros. Leer los textos que ella misma escribió me acerca a conocer su personalidad, su pulso. En Peregrinaciones de una Paria al ser como un diario, Flora escribe sobre sí misma, sobre sus impresiones, sus miedos, sus anhelos. Me enriquece también mirarla desde su contexto y su tiempo, escuchar la música de su época, conocer también la ciudad de Burdeos, que además tiene una luz particular, las pinturas en donde en las miradas y las posturas de las mujeres de la época se puede ver algo de esa primera Flora contrastada con la que se va forjando más adelante. El conocer las luchas de otras mujeres en mi presente es y sigue siendo a la vez, una gran fuente de inspiración para llegar a Flora.