Rosa María Vargas: “El desarrollo de las artistas visuales es significativo”

Me preocupa el hecho de que los historiadores de arte hayan demostrado escaso interés por investigar el trabajo de las artistas mujeres del Perú durante décadas y creo que es tiempo de trabajar en ello para difundir y valorar el aporte femenino al arte nacional, señala nuestra invitada de hoy en la presente entrevista

A lo largo de estas últimas décadas, las artistas visuales han destacado en disciplinas como la escultura, la pintura, el arte óptico, el arte textil, el videoarte, el arte urbano, la fotografía, entre otras categorías afines. Para charlar sobre ellas y su particular propuesta estética, Lima en Escena buscó a Rosa María Vargas, historiadora, crítica y curadora de arte.

-Rosa María, a propósito del mes de la mujer. ¿Cómo se han desarrollado las artistas del rubro de las artes visuales a lo largo de esta última década?

-Su desarrollo ha sido significativo. Las artistas de esta última década obtienen mayor difusión de su trabajo artístico, y ello gracias a las redes sociales donde ellas mismas pueden exhibir su trabajo en este medio virtual, pero también es cierto que los medios convencionales como la televisión y prensa a través de sus secciones culturales o mediante la crítica dedican más espacios a las artistas mujeres que en décadas anteriores.

Es importante mencionar que entre las artistas de larga trayectoria que aún se mantienen en actividad se encuentra Charo Noriega (Talara, 1957), quien con sus ocasionales propuestas figurativas y su “eterno retorno” a la abstracción en estas últimas décadas, ha venido desarrollando durante estos últimos años y de manera ininterrumpida, posterior a su reciente exposición del 2014 “Reflexio Vehems” en la galería de arte de la fundación “Euroidiomas” en Miraflores. En esta muestra fusionó la figuración con una propuesta orgánica y patrones del dibujo shipibo, que la artista estilizó para esta serie.

Actualmente y tras dos series inéditas, que no han sido exhibidas en exposiciones individuales, tales como, “Oro” y “Plumajes”, continúa replanteando la abstracción teniendo como motivación principal su afán de experimentación y participa en exposiciones colectiva alternando con artistas de diversas generaciones, algo que habla muy bien de ella. Su aporte al arte peruano fue reconocido el año pasado cuando el Ministerio de Cultura le otorgó una medalla y un diploma como “Personalidad Meritoria de la Cultura” y la medalla “Daniel Hernández” máximo galardón dado por la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes.

Lo mismo ocurre con Lucy Angulo (Lima, 1947), quien también ha participado en exposiciones colectivas y continúa produciendo obras que tienen como referente a la cosmovisión andina, combinando elementos abstractos y figurativos. Su reciente muestra se llevó a cabo en el año 2013 y llevó por título “Detrás del espejo”. En el año 2019 presentará una nueva individual denominada “Venimos de las estrellas”. La trayectoria y contribución al arte de la artista fue reconocida por el ministerio de cultura del Perú como “Personalidad Meritoria de la Cultura” en el año 2018.

En el 2016, se llevó a cabo un merecido homenaje a Cristina Gálvez (Lima, 1916-1982) en una exposición antológica en la Sala Miró Quesada de la Municipalidad de Miraflores en Lima, donde se exhibieron dibujos y esculturas de la fallecida artista, al conmemorarse 100 años de su natalicio y de ser un referente importante para artistas de la talla de Charo Noriega, Luz Letts, entre muchas otras.

La sorpresa sin duda ha sido Ella Krebs (Callao, 1925), pintora abstracta, pionera del arte óptico, del cinetismo y del arte textil contemporáneo en el Perú. En el pasado año 2018, se llevó a cabo Fibroestructuras, una exposición de arte textil en el M.A.C. de Lima, donde se aprecia el trabajo que la artista ha desarrollado durante los últimos años de la década del setenta y décadas posteriores.

En el año 2015, la artista Luz Letts (Lima,1961) presentó una exposición retrospectiva donde se exhibió su producción pictórica desde el año 1991 hasta el 2015, en la Herman Kruger Espantoso Galería, ICPNA Miraflores, en Lima. Su aporte es sin duda el dibujo y su capacidad para experimentar con las formas de la figura humana y de otros elementos icónicos de sus surrealistas composiciones.

En el año 2017, la escultora Carmen Letts (Lima, 1965) Realizó una exposición simultánea en las galerías 770 del Centro Cultural Ricardo Palma y en la Galería Yvonne Sanguinetti. La exposición “Dos hogares” destacó por sus esculturas suspendidas o “ensamblajes” y por su particular temática: el recuerdo de su hermano desaparecido 35 años antes.

La artista Angie Bonino (Lima, 1974) es la pionera del video arte en nuestro país, labor que inició durante de la década de los noventa y que cuenta con muchos adeptos entre jóvenes artistas como es el caso de Rosa María Valle o Romavall (Lima, 1991), quien en el año 2016 expuso en el Icpna de Lima la muestra audiovisual “Tránsito anónimo”. El trabajo de Angie Bonino ha traspasado fronteras, el mismo que se puede apreciar en la reciente feria ARCO en Madrid.

En lo concerniente a las artistas de generaciones más recientes, es grato ver jóvenes artistas como Cristina Flores (Lima, 1986), quien ha trabajado el dibujo bajo la temática del origen de la vida en la exposición bi-personal del año 2016,“Originarse”, junto a la artista Ana Balcázar, en la galería del Centro Cultural CAFAE-SE, y los vínculos familiares femeninos como referentes con los cuales se identifica y que manifiesta a través del tejido en su exposición “Íntimo ritual”, realizada en la Galería Adolfo Winternitz de la Facultad de Arte y Diseño de la Pontifica Universidad Católica del Perú, fusionando ambos conceptos para su reciente más exposición individual en el año 2018 titulada “Órganum, universos corporales”, en la Galería de Arte del Sheraton Hotel de Lima. Próximamente, en el mes de marzo de este año, la artista presentará nuevamente en París su más reciente serie “Temoignages du corps”.

Otra de las artistas que en corto tiempo se ha ganado un espacio es la artista Wynnie Minerva (Lima, 1992), ella ha venido mostrando propuestas enmarcadas dentro del variopinto y lúdico universo de la sexualidad humana, apelando a las técnicas del vaciado en escultura y a la pintura en acuarela. Aunque su propuesta pueda resultar para algunos demasiado explícita, lo cierto es que la artista es muy afortunada por haberse desarrollado artísticamente en este siglo, donde abordar la temática sexual en el arte poco a poco está dejando de ser un tabú, como si lo fuera en el siglo XX. Aún recuerdo cuando una pionera del arte erótico en nuestro país: Eleonora Patiño, artista y arquitecta, quien realizó durante la década del ochenta dibujos en tinta china y pintura en técnica mixta presentadas en espacios privados y su arte era rechazado por algunas galerías formales y en centros culturales debido a una temática, que no era aceptada por muchos en la extremadamente conservadora Lima de entonces.

Sin embargo, en esta última década, la artista ha venido participado en diversas colectivas dentro del circuito artístico limeño, siendo Patiño un referente importante dentro de esa línea artística que aún mantiene, y así fue reconocida su trayectoria cuando en el año 2013 en el Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, se llevó a cabo una exposición retrospectiva de la artista quien abrió el camino para artistas de las nuevas generaciones que han incursionado en el arte erótico, como es el caso de Wynnie Mendoza Ortiz (Wynnie Minerva) quien ha expuesto con éxito en el 2018 en la Galería de la fundación “Euroidiomas” y éste presente año en “ Gingsberg Galería” su muestra “ Sex Machine” y en estos días su obra está exhibiéndose en la feria ARCO de Madrid.

Ana Balcázar (Lima,1984) es otra artista peruana que está ganándose un espacio en el medio y su pintura mural ha sido requerida en diversos espacios como en el último CASA COR del 2018.

Camilla Figallo (Lima, 1989) es otra artista cuya propuesta denominada “Crypsis” donde trabaja la intervención con la técnica de la pintura al óleo sobre fotografía y algunos efectos de distorsión parcial de la imagen fotográfica, son elementos que destacan de su trabajo pictórico que ha formado parte de la publicación “Flamantes” glosario de arte que reseña y publica la obra de artistas destacados de Iberoamérica.

Artistas regionales como la artista shipiba Olinda Silvano, han sido reconocidas por su aporte al arte peruano, aunque este arte por décadas fue peyorativamente llamado” artesanía”-y que ha servido de referente en la obra de artistas reconocidas como en el caso de Charo Noriega- hoy tiene un lugar importante dentro de la feria española de arte ARCO.

Aunque me falta mencionar más nombres, lo que si quisiera agregar es que me preocupa el hecho de que los historiadores de arte hayan demostrado escaso interés por investigar el trabajo de las artistas mujeres del Perú durante décadas y creo que es tiempo de trabajar en ello para difundir y valorar el aporte femenino al arte nacional.

-El nuevo alcalde de Lima apoya los graffiti en las calles. ¿Quiénes son las artistas mujeres que destacan en esta disciplina?

Hasta hace una década atrás, en el Perú, el graffiti era un medio empleado por jóvenes para marcar su territorio, barristas de equipos de fútbol, por citar ejemplo, o como actos de rebeldía al pintar sin autorización paredes de viviendas o asociado al pandillaje. Hoy en día más que graffiti, se emplea el término “arte urbano” que es mucho más amplio y que abarca al graffiti (de naturaleza efímera) la pintura mural y el postering (papel de color pintado recortado y pegado en paredes o superficies lisas en espacios públicos).

La diferencia radica en que antiguos artistas de graffiti dieron un giro a su trabajo formándose en artes plásticas y darle un mayor nivel a su trabajo, tal es así que, varios han dado el salto de la calle a la galería de arte y artistas de formación académica han incursionado en la pintura mural y las presencia femenina en este arte ha crecido en esta última década, entre ellas se encuentran: la arequipeña Fernanda Mayca, Carmen Pintado de Lambayeque, Lida Berru de Iquitos, de las artistas que residen en Lima tenemos a Clara Best, Mónica Miros, Lici Ramírez, Dora, Asvi, Soledad Gerónimo, Jackelyn Paragulla, Yuselyn y Zaria Colectivo Parcha, Tomate Colectivo entre otras.

-Finalmente, ¿qué balance nos puedes hacer de sus aportes creativos/temáticos?

El aporte de las artistas muralistas y graffiteras antes mencionadas es su contribución en lo que respecta a un trabajo bien logrado técnicamente hablando, donde la imagen visual como discurso predomina sobre la palabra escrita, fomentando valores de respeto e identidad, como la revaloración del arte andino, la crítica social y el activismo en contra la violencia de género, como en el caso de Lici Ramírez.

En el año 2016 se llevó a cabo en Lima la octava edición del festival “Nosotras Estamos en la Calle” que convocó a artistas y colectivos de mujeres muralistas y graffiteras, aunque en los dos últimos años no he tenido noticias de nuevas ediciones. Sería importante difundir el destacado trabajo de artistas que desarrollan dentro del género urbano y que festivales como aquel se repliquen en Lima y en otras regiones del Perú.

Sobre Rosa María Vargas

Historiadora, Crítica de arte, Curadora independiente. Ha ejercido como Docente en la Universidad Privada del Norte, en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes y en el Instituto SISE. Magister en Historia del Arte de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima, Perú y Licenciada en Historia de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional Federico Villarreal de Lima, Perú, Posee un Diplomado en Museología y Gestión de Museos en la Universidad Nacional de Trujillo (Perú); Diploma en Gestión Cultural otorgado por el Museo Metropolitano de Lima/ Municipalidad de Lima y estudios de Pintura en los talleres de la Escuela Nacional Autónoma de Bellas Artes del Perú. En los últimos años se viene dedicando a la investigación de historia del Arte Peruano del Perú Antiguo, del siglo XIX (Pintura histórico-militar), y arte contemporáneo del siglo XX.

ETIQUETAS: