Paralelos Secantes

El elenco está conformado por Lizeth Fernández y Marcell Sierra. Ambos egresados del programa de formación de actores del CAE que certifica la Universidad La Salle desde el año 2017. Proyecto único en nuestro país. La temporada va desde el 24 de octubre hasta el 22 de noviembre. Los días jueves y viernes a las 7:45pm. El ingreso es libre. El aforo limitado.

Paralelos Secantes de Juan Manuel Sánchez es una obra que pertenece al denominado Nuevo Teatro Peruano. Ganadora del Primer Concurso de Dramaturgia Joven en 1999 convocado por, en ese entonces, el Teatro Nacional del INC, la obra tuvo importantes temporadas en diversas ciudades del Perú. Incluso logró presentarse en Bulgaria. Sin embargo, es primera vez que se estrena en la ciudad de Arequipa con el elenco profesional del Conservatorio de Artes Escénicas (CAE) de la Universidad La Salle.

Alicia y Emilio se conocen en dos tiempos distintos y a la vez simultáneos. Se trata de una historia de amor de pareja contada de un modo muy particular. La narración intercala una visión infantil y otra adulta que se entrelazan para sobrevivir a los caprichos del tiempo.


“La propuesta que hemos preparado para la obra está más enfocada en el poquísimo espacio/tiempo que se le da a la infancia en la actualidad. Los niños y niñas son empujados a crecer de la manera más vulgar y privativa. Su universo imaginativo se acorta por los dispositivos tecnológicos que, en vez de acercarlos con sus pares, los alejan de vínculos saludables que propone el juego libre. Paralelos Secantes está más vigente que nunca. Estoy seguro que será inquietante para el espectador arequipeño”, comenta Diego La Hoz.

Las funciones se realizan en el Salón B 202 de la U La Salle (Av. Alfonso Ugarte 517 – Arequipa) que está especialmente diseñado para hacer funciones y a la vez dictar las clases durante el año que dura el programa.
“En mi afán de difundir la dramaturgia peruana del cambio siglo, pienso que es fundamental darle una nueva mirada a aquellos textos dramáticos que cuentan un capítulo clave de nuestra historia, repleta de esquirlas y con olor a muerte, para entender (y pensar) el teatro de las nuevas generaciones”, concluye La Hoz.

ETIQUETAS: