Miguel Villaseca: “Es importante darles voz a las niñas y niños”

Hace unas semanas visitamos EsCAPe (Espacio de Creación desde las Artes Perú) cuya sede se ubica en la caleta de pescadores de Pucusana. En el emblemático balneario nos recibió Miguel Villaseca, director de este importante proyecto, quien nos habló del trabajo que desarrolla su institución en esta pujante y grande comunidad anclada en las aguas del sur…

EsCAPe, es un espacio de investigación, creación y difusión que, a través de talleres, festivales, dinámicas de grupo dirigido a niñas y niños, jóvenes y adultos, ponen en valor temas como la historia, la identidad, la vida en comunidad, la memoria, con el franco objetivo de democratizar el arte, la cultura, y desde esta interesante labor, construir identidad y contribuir con el desarrollo del país.

Durante estos últimos cinco años, EsCAPe organizó y organiza un sin número de actividades en y para la comunidad de Pucusana. Las niñas, los niños y jóvenes son sus principales participantes, sus cómplices y aliados. Ellos en compañía de los vecinos disfrutan de las funciones de cine comunitario al aire libre, los talleres audiovisuales, el festival “ESCÁPATE: El hip hop toma las calles”, evento que cuenta con la participación de los raperos pucusaneños, las muralizaciones, el reconocimiento a sus artistas, entre otros.

Miguel Villaseca, director del proyecto, nos acerca a los orígenes y el trabajo de EsCAPe en Pucusana.

-Miguel, Escape tiene seis años de vida y cinco trabajando en Pucusana. En retrospectiva, ¿qué balance te deja todo este trabajo?

-Punto uno: descubrir la necesidad -inicialmente de jóvenes- de hacer actividades culturales y de tener un espacio que los respalde y los ayude a desarrollar su creatividad. Cuando empezamos a poner en marcha EsCAPe, aquí en Pucusana, lo hicimos de la mano de los jóvenes. Bailarines urbanos y raperos. Posteriormente, empezamos a trabajar con las niñas y niños en los colegios. Hicimos talleres. Uno de teatro y otro de audiovisuales, luego vinieron otros.

Recuerdo que la convocatoria para ambos talleres fue un éxito. En ese momento surgió la idea de institucionalizar todo el trabajo y lo hicimos a través de los talleres en los colegios públicos. De esa forma se inició nuestra labor con el arte/educación en los colegios. En estos cuatro años hemos trabajado entre dos y tres proyectos anuales con las instituciones educativas. Pucusana tiene alrededor de 14 colegios entre primaria, secundaria e inicial.

¿Cómo se manejan en medio de la pandemia global, las cuarentenas prolongadas?

-El 2020 ingresamos al trabajo en línea. A lo remoto. Nuestros talleres “Todos somos comunidad” fue un gran logro durante esta etapa. Lo trabajamos cuatro artistas de los cuales dos son de Escape. Es un taller de arte interdisciplinario que lo dictamos a través de videos tutoriales. Lo hacemos con fichas de aprendizaje para los padres y fichas de aprendizaje de autoevaluación. Fueron ocho sesiones. Hicimos un video de todos los materiales de trabajo con las niñas y niños. Esto se realizó en el colegio emblemático de educación básica Miguel Grau. Asimismo, lo trabajamos en un colegio para niños especiales. Una labor compleja. Continuaremos. Ya hablamos con la directora del colegio Miguel Grau, repetiremos el taller con las niñas y niños del tercer y cuarto grado. Con estos últimos haremos el taller de Filosofía para niñas y niños. La idea con este grupo es acompañarlos hasta sexto grado para evaluar el impacto de este taller.

Fotos: Cortesía Casa EsCAPe

-Permíteme una curiosidad. ¿Cómo un académico, un arquitecto, un actor, decide recalar en Pucusana para hacer trabajo artístico comunitario?

-Con el dramaturgo y director teatral Daniel Dillon -uno de los socios de la casa- estudiamos la idea de llevar a cabo este proyecto y trabajar en creación fuera de la ciudad. Yo tenía una casa familiar en Pucusana a donde iba a veranear durante las vacaciones. EsCAPe (Espacio de Creación desde las Artes Perú) prácticamente se instaló en esta casa familiar. Decidí tomar un año sabático y parar todas mis actividades en Lima. Me instalé aquí en la casa y me di cuenta que Pucusana era el lugar ideal para poner en marcha este proyecto. Si bien Pucusana es un distrito de Lima Metropolitana funciona más como pueblo. Tiene la parte del balneario, sin embargo, vivimos frente a tres pueblos fantasmas. Lo visitantes de La Isla, Naplo e Minkamar son veraneantes y vienen solo en verano.

Topográficamente, Pucusana es un lugar bellísimo. La pesca es su principal actividad. Tiene una rica fauna marina en donde podemos apreciar a los lobos marinos, nutrias, pingüinos. Es un lugar de paso de aves. Todos estos elementos nos motivaron a anclar nuestro proyecto cultural aquí. El tema comunitario no fue una idea original. Todo surgió cuando empezamos a organizar talleres y a conocer a los jóvenes: los bailarines urbanos y raperos. Lo que realmente me motivó fue el teatro y la danza, dos disciplinas que en lo personal me ayudaron en mi construcción personal. Pensé que ambas podrían ayudar a los muchachos. Cuando hablamos con los chicos les notificamos que trabajaríamos juntos. Escape no será una institución para apoyar sino para trabajar, crear, les dije a los chicos. Trabajar con ellos nos da un valor. Nos permite que los ojos de  lugares fuera de Pucusana revaloren el trabajo artístico de los chicos de Escape.

– EsCAPe, tiene una actividad de suma valía: reconocer a sus artistas locales.

-Es un trabajo que tiene años también. Se me ocurrió hacer un ciclo de videos sobre los artistas de Pucusana. Un buen día le consulte a Alex -uno los bailarines que vive aquí, de familia de pescadores- sobre los artistas de Pucusana. Le pedí que me contacte con los actores, los pintores. Los señores que pintan los botes, me consultó… No, los artistas Alex, le insistí. Alex me la puso más difícil. Profesor, los señores que arreglan las redes o las señoras que cortan el pescado, me replicó. Me di cuenta de que erré en mi consulta. Iluso yo. Pensé en las respuestas de Alex y me di cuenta que prácticas como pintar los botes, arreglar las redecillas, es también un tipo de arte. El arte que se cultiva aquí en Pucusana. Todo esto me hizo cambiar el concepto de arte. Volviendo a tu pregunta. Empezamos los reconocimientos con el muralista Warro Art, quien hizo varios murales aquí. Asimismo, con el rapero Nacs One. Con el maestro Víctor Rueda, figura y personalidad artística de la comunidad. Este año reconoceremos a la tejedora Dora, a Allison, una joven maquilladora que siguió algunos cursos en la Escuela Nacional de Bellas Artes…La idea es crear la red de artistas de Pucusana. Crear un espacio virtual. Estamos en ese proceso. En estos momentos los estamos mapeando. El objetivo es conocernos y ofrecerles la casa Escape para desarrollar actividades. Armar proyectos entre los artistas.

– EsCAPe labora desde la diversidad…

– Pucusana es un pueblo de pescadores sumamente machista. Aquí los que tienen voz y voto son los hombres adultos y heterosexuales. Nosotros empezamos a trabajar en los colegios el taller “Historias Compartidas”. En este les consultábamos a los chicos de quinto grado si ellos aparecían en los libros de historia. Al responder con un rotundo “No” les propusimos hacer un libro en donde los protagonistas fueran ellos. Así se gestó el machote inicial de un libro objeto grande, artesanal que recogía los testimonios de los chicos, sus historias. Posteriormente, una editora lo convirtió en un libro físico traducido al francés: Historias Compartidas de Pucusana. Lo que hicimos con este libro fue darles voz a los niños. La idea posterior fue darle voz a todo el pueblo de Pucusana. Deseábamos trabajar con las mujeres, con los jóvenes y así lo hacemos.

-También trabajan con otras disciplinas artísticas, ¿no?

– ¡Claro! Contamos con “VEAM: Ventana al mar”, festival de artes escénicas. En este se hicieron los murales. En la segunda edición nos articulamos con Fiteca, con quienes somos viejos amigos. Con ellos y los chicos de Pucusana trabajamos los murales. Estos generaron un efecto increíble. Se quedaron algunos de manera permanente. A partir de esta experiencia empezamos en noviembre un proyecto concreto que se llama Acupuntura Urbana. En este se trabaja con cada uno de los barrios y asentamientos humanos, con la comunidad en general, con quienes se hace un taller participativo de diseño que posteriormente se transformará en un mural. Tenemos 24 barrios. Nuestro objetivo es hacer la mitad este 2021. Cada mural constituye una historia la que la convertiremos en audio libro contado por los pucusaneros.

– Cuentan además con el proyecto de las residencias…

-Sí, justamente en medio de todas estas labores de EsCAPe se pone en juego las residencias. La idea de la sostenibilidad de la casa es la residencia. Contamos con seis habitaciones, espacios de uso común, de recreación y el área creativa para los artistas que vienen al Perú a realizar sus residencias. Estas están dirigidas a los artistas extranjeros, nuestro público objetivo. Ellos vienen con sus propios financiamientos. Esto permitirá que la casa Escape funcione y siga con sus proyectos. Contamos con fondos de algunas empresas que nos apoyan. Sin embargo, deseamos tener nuestra independencia. Poder hacer y decir lo que deseamos y que la población pueda manifestarse también. Para nosotros es importante darles voz a las niñas, niños y que valoren el tema de identidad.

– Finalmente, Radio EsCAPe, es su novísimo proyecto.

-Radio EsCAPe, es justamente el espacio de la diversidad. Mostrar nuestra diversidad. Lo manejan tres locutores. Una venezolana, una chica que viene de una de las familias tradicionales de Pucusana, y finalmente, una pescadora. Trabajamos desde la idea que el arte te libera y hace que te encuentres a ti mismo. Estamos trabajando en ello.

Sobre Miguel Villaseca

Candidato a Magister en Planificación y Gestión Urbana y Regional por la Universidad Nacional de Ingeniería, Master especializado en Responsabilidad Social y Sostenibilidad por CENTRUM – PUCP y EADA de Barcelona – España, Licenciado en Administración por la Pontificia Universidad Católica del Perú y en Arquitectura y Urbanismo por la Universidad Particular Ricardo Palma. Es profesor ordinario de la Pontificia Universidad Católica del Perú, especializado en Gestión Social y Cultural, haciendo énfasis en la Gestión de la Diversidad en las organizaciones (cultural, de género diverso y personas con discapacidad) a través del trabajo que realiza con el grupo de investigación que coordina “Gestión de la Diversidad – DIVERSIDAD PUCP”, donde realizan investigaciones relacionadas a estos temas. El tipo de investigaciones que realiza son aplicadas, incentivando la participación de los grupos humanos con los que se relacionan, buscando generar sinergías que se orienten a un desarrollo integrado en todos los grupos de interés involucrados. Es Presidente de la Asociación Cultural “ESCAPE – Espacio de Creación desde las Artes Perú”, en donde desarrolla actividades que desde el arteducación busca visibilizar la diversidad de grupos humanos que componen la sociedad, haciendo énfasis en personas con discapacidad, mujeres, niños y niñas, jóvenes, adultos mayores y adultas mayores y población LGTBI. Además, es consultor sobre temas de diversidad cultural, de género, funcional y arteducación para distintos organizaciones públicas y privadas y ha sido evaluador sobre proyectos de Responsabilidad Social para Peru2021.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.