Mi nombre es Rachel Corrie

El teatro La Plaza de Larcomar repone este popular unipersonal con la actuación de Gisela Ponce de León y la dirección de Nishme Súmar. La cita es desde este domingo 12. ¡No se la pierdan!

¿Quién fue Rachel Corrie y por qué es tan importante volver a contar su historia? Esta innovadora puesta teatral que se reestrena en nuestro país después de 13 años está basada en los escritos de Rachel Corrie, una joven activista norteamericana, que fue miembro Movimiento Internacional de Solidaridad (ISM), y que a sus 23 años fue aplastada por un bulldozer del ejército israelí en Palestina, mientras protestaba contra las actividades de las Fuerzas de Defensa Israelíes en la Franja de Gaza.

El monólogo que veremos en escena, interpretado por Gisela Ponce de León, está basado en los diarios de la joven, así como en sus correos electrónicos, grabaciones y la correspondencia que mantuvo con sus padres durante el tiempo que permaneció en el Medio Oriente con otros voluntarios internacionales. A través de ellos, se ve la evolución en la toma de conciencia de Rachel con respecto a lo que vive, junto a las familias palestinas que la rodean y que la acogen, enfrentándose a la indiferencia de la humanidad ante los conflictos de ese lado del mundo.

Al respecto, reflexionan la protagonista y los directores de esta interesante puesta en escena.

Gisela Ponce de León (protagonista)

Las obras de teatro no llegan a uno de manera casual. Es como si el inconsciente colectivo motivara a una voz a llevar cierto tipo de mensaje al escenario. Los actores y las actrices tienen voz en la tarima. Ellos y ellas hablan por otros y otras personas. Si bien, nosotros no estamos libres de conflictos, nuestra región esta convulsa. En cualquier momento podemos afrontar algún tipo de conflicto. Es necesario hablar de cómo el ser humano tiene la capacidad de proteger al otro desde el lugar donde está. Es urgente asumir que todos somos iguales. Debemos protegernos, cuidarnos…

Nishme Súmar (directora)

 

Siento -como hace 13 años atrás cuando la obra llegó a mis manos- que el reestreno de este unipersonal es profundamente urgente. El testimonio de Rachel Corrie se debe escuchar. Con absoluta humanidad y precisión ella aborda detalles de un conflicto. Habla del día a día de las personas involucradas en este problema. La obra nos recuerda la importancia de estar activos como ciudadanos. De tomar partido en tiempos de globalización de la información. Debemos estar atentos a lo que pasa en el mundo, a los conflictos personales y globales los cuales condicionan nuestra existencia aquí y ahora. Rachel Corrie, fue un personaje que renunció a su vida llena de privilegios para ir a poner el cuerpo y la voz a una situación de conflicto ajeno a su vida, a su entorno. Ella lo hace porque tenía el deseo de cuestionar la lógica de las cosas y sensibilizar a la gente de lo que pasaba en el mundo. Ella se comprometió con los sufrimientos de otros.

Esta obra es un unipersonal inspirado en sus cartas, en sus diarios. Es una plataforma hermosa para descubrirla en toda su dimensión como ser humano. En su papel de hija, de política, de ciudadana del mundo. Es una persona con un corazón enorme, con una sensibilidad profunda, con un fascinante sentido del humor. La obra le rinde un homenaje a ella, y a través de su persona, a todos los activistas: los caídos y los vivos que deciden dejar su vida, dejar de mirarse el ombligo y salir al mundo, levantar la voz y poner el cuerpo por las grandes luchas.

Diego Gargurevich (asistente de dirección)

Es importante identificarnos con Rachel Corrie. El conflicto israelí-palestino es uno de los más largos. Sin embargo, Rachel nos invita a reflexionar al respecto después de 13 años. Los conflictos se llevan a cabo día a día. Se tiene que despertar, se tiene que tomar conciencia, se tiene que tomar partido en busca de una reflexión pacífica. De la humanización. Rachel es una inspiración para el ser humano, para el ciudadano. Es importante ver este unipersonal sobre ella. Rachel vivía con los padres, probablemente desayunaba cereal, hasta que un día tomó una decisión: protestar en contra las actividades de las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF) en la Franja de Gaza. Su activismo fue una lección para todos nosotros.

Mi nombre es Rachel Corrie
Estreno: 12 de enero
Funciones: de jueves a martes a las 8:00 pm
Domingo a las 7:00 pm
Teatro La Plaza de Larcomar
Entradas a la venta: La Plaza
boletería del teatro
Call center 505-0550

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.