Marilya Hinostroza: “Pinto y canto de manera paralela”

Artista visual y cantante originaria de Huancayo inauguró su cuarta muestra individual en el Monumental Callao y Lima en Escena charló con ella

Hace unos días se inauguró en la Sala 110 de la Casa Ronald, Monumental Callao, la muestra “La chica del año”, de la joven y destacada artista plástica y cantante Marilya Hinostroza, curada por Canal Museal. Es un proyecto de obras de gran formato, piezas de dibujo que incluyen aplicaciones de collage. “En estas ejecuto la resemantización a diferentes obras de la historia del arte pasando por el siglo de oro español, el rococó, el neoclasicismo, el impresionismo y el surrealismo, cada uno con una obra representada y elaborada a mi modo: mujeres volumétricas, de proporciones generosas”, explica la artista sobre su nueva individual.

La resemantización trae consigo el desplazamiento del significado de la obra original para adquirir uno nuevo siendo una reinterpretación que logra en algunos casos un resultado de humor, en otros, un sentido crítico o ambos. Las obras de “La chica del año” no representan una apología a la obesidad, sino constituyen un pretexto para dar a entender «que en la sociedad siempre o casi siempre se tiene en cuestiones de moda un canon definido sobre la figura femenina, incluso en las obras de arte se observa mujeres esbeltas con excepción de algunos periodos. El trasfondo es aprender a valorarse, sentirse bien con uno mismo y entender que somos únicos hoy más que nunca cuando el mundo se torna más frío por las nuevas tecnologías y la demanda en publicidad por demolición en redes o televisión es el perfeccionismo físico”, puntualiza Marilya Hinostroza, quien le concedió una entrevista a Lima en Escena.

Marilya, observamos que te dedicas a dos disciplinas artísticas: lar artes visuales y musicales. ¿Cuál de ellas la ejerciste primero y cómo la integraste a la segunda?

-La pintura y la música son dos disciplinas artísticas que forman parte de mí. Me inicié en la pintura a la edad de los cuatro años cuando estaba en inicial. Este arte se afianzó con el paso de los años. A los seis años quería tocar el piano, practicaba el canto, pero por circunstancias económicas no se pudo, volcando mi practica a la pintura y el dibujo, tenía los materiales a la mano, pero sobre todo la aptitud. Mi vocación por la pintura se fue afianzando y a los 14 años empiezo a estudiar en el taller del historiador y maestro Juan Villacorta Paredes. Posteriormente, estudié la carrera de Artes visuales en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú sin dejar la música. A los 13 años estudié guitarra lo cual me ayudó mucho. En canto soy autodidacta, nunca lo dejé porque es algo inherente en mí. Tanto la pintura como el canto son especialidades que las ejecuto de manera paralela.

– ¿Cómo compaginas la pintura y el canto?

– Siempre le doy un espacio a cada disciplina. Musicalmente grabé tres videoclips. Asimismo, cuento con proyectos musicales aún en bocetos. Los voy ejecutando de a pocos. También me doy un espacio para hacer pequeños videos, audios, imágenes que los subo a mis redes. En mi vida cotidiana mientras pinto escucho música para incrementar mi repertorio y nuevos temas de diferentes géneros. Así voy aprendiendo las melodías y las letras de las canciones. Realicé también aparte dos video clips de villancicos con mi niña quien canta también el 2019 y 2020.

-¿Compones también o solo interpretas?

-Tengo algunas composiciones inéditas en reserva, aunque publiqué el fragmento de una de ellas, que hice dedicada a mi tierra Huancayo. Escribir una canción es como pintar una obra. Un tema musical es el juego poético de la palabra.

-Si bien cantas géneros diversos observo que la música popular peruana en sus diversas variantes forma parte de tu repertorio interpretativo. Cuéntanos sobre estas preferencias.

-Interpreto Mulizas y Huaynos, quiero a la música de mi tierra y de los andes en general. La cadencia de la Muliza es única uno de sus grandes intérpretes fue Victor Alberto Gil, Picaflor de los Andes con su magnífica voz. Cuando migré al Callao me encontré con géneros totalmente diferentes a lo que estaba acostumbrada a escuchar: La salsa, la música criolla. Me emocionaba cuando escuchaba en la voz de mis vecinos el vals “Alma, corazón y vida”, “Nostalgia Chalaca”, recuerdo a un señor al que le decían El cantante, también a la hermana de uno de ellos cantaba como una diosa. Aprendí mucho de todos estos cantores del barrio chalaco. Estas experiencias influyeron en mi gusto por la música criolla pese a no ser chalaca. El Callao también es criollo como los Barrios Altos.

Siempre he sido melómana, de niña me regalaron un radio transistor y me entretenía escuchando música y viendo los videoclips variados en televisión como Uranio 15. Todo eso influyo en mis gustos musicales: clásica, gospel, lirica, Rock, boleros, salsa, flamenco, entre otros. En el colegio aprendí a tocar guitarra, a los 13 años lo que me permitió agudizar el oído. Interpreto varios géneros porque me gusta explorar, indagar. La marinera me agrada y la canto también. En mi primer video clip de música criolla canté una composición de Lucy de Mantilla. Una prolífica compositora de marinera norteña de Cajabamba, Cajamarca. Conversé con ella para informarle que grabaría su tema y le alegró mucho. El Perú cuenta con buenas y buenos compositores de todos los géneros. El cancionero popular peruano es vasto. Tenemos una rica y amplia herencia musical que no se ha explorado en su totalidad.

-Acabas de inaugurar tu cuarta muestra individual. Desde el concepto y nombre de la exhibición “La chica del año” y pese a ser trabajos del 2013 estas obras proponen algo nuevo con respecto a todo lo expuesto hasta el momento, ¿no?

– ¡Sí! Son trabajos con el que egresé de mi último año de dibujo 2013 de la ENSABAP. Las piezas estuvieron guardadas. Son obras inéditas. Había planeado exponerlas, hasta que se presentó esta oportunidad de exhibirlas en Callao Monumental bajo la curaduría de Canal Museal. El nombre de la exhibición, La chica del año es el título de una de las obras de esta serie. Definitivamente, la recreación de mujeres voluminosas en las artes plásticas a nivel internacional, puede no ser novedad. Sin embargo, tomé este tema desde una mirada personal. A propósito de todo esto, observo que la publicidad en las redes sociales y en los diversos medios está desbordada, las chicas ya no son ellas, se ponen un sinfín de filtros y cuando las ves en vivo son otras. No se aceptan como son. Coincidentemente, la muestra sale a luz y rompe con todo este fenómeno de falsa ilusión que te ofrece la tecnología, los medios y las redes.

-Finalmente. En estas obras el tema mujer no canónica, no estereotipada es el punto de partida plástico, visual, temático. ¿Qué nos puedes decir al respecto?

-Me baso en modelos de grandes proporciones, sin embargo, ello no representa una apología a la obesidad, sino es un pretexto para dar a entender que en la sociedad casi siempre, en cuestiones de moda se ha tenido un canon definido sobre la figura femenina, incluso en las obras de arte: mujeres esbeltas con excepción de algunos periodos. El trasfondo es aprender a valorarse, sentirse bien con uno mismo y entender que somos únicos, hoy más que nunca, cuando el mundo se torna más frío por las nuevas tecnologías y la demanda en publicidad por demolición en redes o televisión es el perfeccionismo físico. Querámonos más. Mi arte, mis obras hablan desde ángulos personales. No me encasillo. Vivo en permanente exploración. En este proyecto me fui a occidente y escogí algunos cuadros que más me gustaron siendo iconos de la pintura universal e hice esta serie.

Sobre Marilya Hinostroza Gonzales

Huancayo 1990. Egresada con Medalla de Plata de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, 2013. Ha presentado las muestras individuales: La Chica del Año. Casa Ronald – Fugaz, Monumental Callao, agosto 2022. “In Situ Frente a tus ojos”. Centro Cultural El Olivar de San Isidro, marzo 2017. “Huaylarsh, Presente y Pasado”. Centro Cultural Juan Parra del Riego, febrero 2016. “Adagio”. Latino Art Museum, California, Pomona, EE.UU., noviembre 2015. Primer Premio en el IV Concurso de Pintura Rápida Santa Rosa de Lima 2022, Museo Convento Santo Domingo de Lima. Primer Premio en el III Concurso de Pintura Rápida San Juan Macías 2019, Museo Convento Santo Domingo de Lima. Segundo Puesto en los Concursos de Pintura Rápida Paisaje Urbano de Lima, organizado por la ENSABAP en los años 2013 y 2008. Mención honrosa en la VIII Bienal Intercontinental de Arte Indígena 2020 y en el XV Concurso Predicarte 2019 del Museo Convento Santo Domingo del Cusco, Qoricancha. Mención de honor en la VII Bienal Intercontinental de Arte Indígena 2018. Finalista en el Salón Nacional de Pintura ICPNA 2015. Su participación en colectivas ha sido numerosa y en países como Bolivia, México, EE.UU., España, Portugal, Inglaterra y Bélgica.

La Chica del año
Monumental Callao
Sala 110 de la Casa Ronald
Jirón Constitución 250-Callao
Temporada: hasta el 8 de octubre

ETIQUETAS:

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. El 2000 fundó el portal digital MIAMI EN ESCENA (Florida, Estados Unidos) en donde radicó 10 años. A su retorno al Perú crea el magazine online LIMA EN ESCENA.