¡Bienvenidas Vecinísimas!

Carabayllo, El Agustino y San Martín de Porres se hacen sentir en las voces de Micaela Távara, Esthefany Sernaqué y Gianna Camacho García, quienes este último fin de semana estrenaron el programa de podcast: Vecinísimas. ¡No se la pierda!

Vecinísimas, es un segmento de podcast que reúne las voces y pensamientos de tres mujeres diversas de Carabayllo, El Agustino y San Martín de Porres. Desde el diálogo que articula la política, el testimonio y la comedia, Micaela Távara, Esthefany Sernaqué y Gianna Camacho García, analizarán temas de la actual coyuntura social y política. Justamente, Lima en Escena charló brevemente con sus creadora sobre puntos específicos actuales.

¿Cuál es su posición sobre la coyuntura electorera que vive el Perú en medio de una crítica nueva ola producida por el COVID19?

Micaela Távara
(Activista feminista, actriz, gestora cultural y cofundadora de Trenzar)

Estamos cerca de las elecciones y justamente el espacio Vecinísimas busca ser un portador de voz de las mujeres y disidencias que viven en los barrios, en las periferias. Creo que es urgente visibilizar que ciertos territorios, barrios, asentamientos humanos, han vivido y viven en abandono de parte de nuestras alcaldesas, alcaldes, y otras autoridades con pandemia o sin pandemia. En ese sentido los barrios han aprendido a salir solos de la crisis. Como Vecinísimas tocaremos el proceso electoral dentro de los barrios.

Esthefany Sernaqué
(Abogada y activista feminista popular)

La actual coyuntura no es fácil para nadie, menos para el Perú que arrastra desigualdades, incluso mucho antes de la famosa pregunta: ¿en qué momento se jodió el Perú? … Creo que desde nuestra posición de chicas de barrio, de conos o de las limas marginales, tenemos una lectura distinta. En nuestros barrios es fácil que lleguen lxs candidatos con promesas y regalos embelesando a lxs vecinos. Así que nuestra posición también es un poco traída de la sensación de injusticia, esa sensación de pertenecer a la Lima marginal en donde las desigualdades en este contexto son más profundas. Sinceramente, llegó la hora de confrontar varios discursos a través de nuestras experiencias, incluso desde nuestros territorios evidenciando problemas como la vivienda, tráfico de terrenos, la delincuencia, la trata de personas, los trabajos precarizados. Siempre desde una perspectiva de género porque estos problemas nos afecta de forma diferenciada a las mujeres y disidencias sexuales. Y obvio no vamos a lavarle la cara a ningún político.

¿Qué hacer ante tanto candidato corrupto, misógino, maltratador?

Micaela Távara: Botarlos, no hay de otra. Botarlos y señalar todo lo que están haciendo. En Vecinísimas reconocemos que nuestros barrios siempre les toca lo mismo y de eso estamos hartas. Nuestros barrios tienen que cambiar y esas autoridades no pueden volver más.

Esthefany Sernaqué: Ojalá hubiera una fórmula mágica para desaparecerlos, pero no es así. Desde nuestro espacio lo que queremos es quitarle la careta, el táper, la canasta, que dejen de jugar con la necesidad. Hacerles saber que están mal y que no los queremos, hacerles saber que la lima no es Miraflores, que tenemos diferentes necesidades, encararlos con sus propias miserias. Y también cuestionar a nuestras propias compañeras activistas que están metidas en la política. Se acogen de nuestro discurso feminista, pero están bien cómodas posando para la foto con un montón de deudores alimenticios, gente que no paga alimentos a sus hijxs, que son maltratadores. Nosotras no hemos venido a sobarle la espalda al feminismo, también venimos a interpelar a nuestras propias compañeras.

¿Qué nos pueden decir sobre el Año del Bicentenario del Perú: 200 años de Independencia?… ¿Es un año de celebración?

Micaela Távara: La pregunta debe ser ¿cómo estamos llegando al Bicentenario?… En noviembre pude entrevistar a Brenda Álvarez y ella formuló esa pregunta. Estamos llegando a un Bicentenario con crimilización de la protesta, con asesinatos dentro de los movimientos sociales en manos de la policía, deudas sociales aún sin saldar, feminicidios y una crisis sanitaria que nos deja en la pobreza extrema.
No es un año de celebrar, pero si es un año de seguir unides, y seguir reconstruyendo este país con crítica y esperanza.

Esthefany Sernaqué: No sabría cómo celebrar el Bicentenario, tampoco sé cómo afrontar que digan que soy la generación del bicentenario cuando solo veo nuevas formas de opresión y explotación. Me han dicho que formo parte de la generación de cristal porque todo me molesta. Creo que esta generación se debería llamar: “la generación que tiene más deudas y un montón por destruir”.

Cuáles han sido los logros de las luchas feministas de la denominada segunda ola con respecto al #MeToo, con el #HermanaYoSiTeCreo

Micaela Távara: Muchísimo, pero aún nos falta más. Estamos logrando que las mujeres cada día alcen más alto sus voces, que la justicia ya no sea ciega, ni muda. Estamos logrando una convocatoria masiva de personas críticas, estamos logrando generar conocimientos y profundizar más en nuestros pensamientos políticos. Siento que nos estamos organizando y que estos tiempos de crisis nos han empujado a hacerlo más y con mayor inteligencia.

Esthefany Sernaqué: A mí no me gusta decir que el feminismo tiene olas, porque siempre estamos mirando a Europa como referente. Tenemos que recordar que mientras Europa luchaba por el voto, aquí había luchas distintas. El reconocer nuestros procesos dentro de nuestros países y de Latinoamérica será un gran paso para el feminismo. Las mujeres siempre hemos sido silenciadas, con estos movimientos, que no son perfectos, estamos alzando la voz, rompemos los esquemas y señalamos a estos machos. Esta parte de la historia se debería llamar: “las que acabaron con los secretos de familia”. Aunque debo reconocer que el movimiento feminista tiene mucho que aprender, somos personas que no podemos estar de acuerdo en todo, pero algo que tenemos que tener en claro es que no podemos replicar la misma justicia patriarcal dentro de nuestro movimiento. Sinceramente espero que si hay otra marcha de Ni Una Menos exista menos gente hipócrita, de lo contrario seguirá siendo un pasacalle en donde las víctimas mostramos nuestra rabia y nuestros victimarios -incluyendo el estado- su ser políticamente correcto.

En la imagen: Micaela Távara, Esthefany Sernaqué y Gianna Camacho 

Sobre Micaela Távara

Activista feminista, performer y pedagoga teatral. Directora de teatro, gestora cultural y fundadora de la organización Trenzar. Trabajó en diversas organizaciones feministas y de derechos humanos como la ONU, Flora Tristán, DEMUS y Unicef, entre otros. Se ha presentado en diversas intervenciones artísticas en el espacio público tocando temas como derechos sexuales y reproductivos, violencia de género y memoria, tanto en el Perú como en Latinoamérica y Europa.

Sobre Esthefany Bendezú Sernaqué

Tiene 26 años vividos en constante desconstrucción. Es lesbiana, de izquierda y orgullosa chica de barrio. Se enamora intensamente, intensidad que también se refleja en la lucha por sus convicciones. Es activista feminista popular desde los 16 años. Desde pequeña es curiosa de la política y cercana a las labores dirigenciales de su barrio. Abogada con diplomados en acompañamiento en casos de violencia de género. Trabaja con mujeres de su barrio descubriendo su mayor vocación: pelear por sus derechos al estado y confrontar a uno que otro macho desubicado en persona y por TikTok.

Sobre Gianna Camacho García

Mujer transfeminista, periodista y activista. En los últimos años, utilizando sus habilidades de comunicación, se ha dedicado a visibilizar la lucha de las personas trans en el Perú a través de los medios de comunicación; además realiza acciones de incidencia política y capacita a tomadores de decisiones para sensibilizarlos sobre el respeto y defensa de los derechos de las personas trans, buscando con ello que se desarrollen políticas públicas para ellas. Desde las canteras del vóley de barrio Gianna la tiene clara: “Lucho para que la gente saque de su cabeza que las trans o somos putas o somos brutas. ¡No! Somos muchísimo más que eso y se los voy a demostrar”.