Avril Filomeno: “Ilustré y escribí Qillqakuna desde el juego”

La ilustradora peruana Avril Filomeno Núñez, publicó recientemente su nuevo libro Qillqakuna (FCE, 2024), un alfabeto quechua ilustrado, título para lectores de 0 a 100 años que el público podrá apreciar y adquirir en el Stand 97 de la FIL2024

Qillqakuna, es un alfabeto inspirado en la cosmovisión andina y en el quechua chanka escrito. Para cada una de las 18 letras que componen este alfabeto, la autora ha creado una ilustración basada en tres palabras que comienzan con la misma letra. Las palabras escogidas son, en su mayoría, sustantivos que representan elementos de la naturaleza y la cotidianidad. En el libro estos se relacionan entre sí en una escena ilustrada, dando pie a una frase que funciona como un microrrelato. Asimismo, las imágenes vienen acompañadas de ciertas indicaciones lingüísticas, lo que permite entender y deducir rudimentariamente el funcionamiento del hermoso idioma quechua.

Al respecto, Lima en Escena charló con la artista

-Avril, antes de centrarnos en el alfabeto Qillqakuna, tu nuevo libro, cuéntanos, sobre el quechua, sobre esta idea de estar más vinculados con una de nuestras lenguas originarias.

– Agradezco a mi profesor Raúl Cisneros, quien me hizo entender de manera didáctica y perder el miedo al quechua, cosa que no sentí al viajar y convivir en una comunidad quechua hablante como Sacsamarca (Ayacucho). Allí me di cuenta que hay que aprender quechua y otras lenguas originarias para entendernos más y compartir mejor nuestra riqueza cultural.

– ¿Qué significo armar este abecedario en quechua?

-Al recibir este regalo, esta posibilidad de enseñar cómo se escribe, cómo se construye o cómo se piensa en quechua, se me abrió un atractivo panorama plástico. ¿Por qué? Porque hablar quechua es también pensar diferente. El quechua es una lengua absolutamente distinta al castellano, lengua con la cual uno nace, sabemos sus palabras, las conjugamos. El quechua no es una lengua complicada, no es difícil. Es fácil. El quechua nombra cosas y suma palabras con las cuales se construye un rompecabezas. Es como un rompecabezas. El quechua posee una plasticidad cuyas palabras cambian según los elementos que le pongas al costado. Esta fórmula es común con la ilustración razón por la cual trabajé los dibujos con puntitos en medio de la oscuridad o lo que observamos como fondo negro.

-Desde una mirada en retrospectiva. ¿Cómo te relacionas con el quechua ahora?

-Mi relación con el quechua es desde la construcción, sé como se construye, conozco algunas palabras, trato de aprenderlo constantemente, pero sigo en la oscuridad, es decir no lo domino completamente, sin embargo, con este libro ofrezco un poco de luz.

-Esa luz se traduce en esta especie de juego con elementos originarios de la cultura andina como las mantas, la luna, la tierra, por ejemplo.

– ¡Claro! Trabajé el alfabeto a partir de unas reglas de juego: crear ilustraciones donde interactúen 3 palabras en quechua relacionadas con los tres niveles de la cosmovisión andina. Dichas palabras debían comenzar con la misma letra. Por ejemplo, illapa, inti, ichu, vale decir: rayo, sol, paja.

-En Qillqakuna, se percibe también la sensualidad.

-Es un alfabeto Ilustrado para compartir entre chicos y grandes, que encierra algunos guiños al lector adulto como en la letra Ra donde reflexiono sobre la avaricia o en la letra Na donde juego con el concepto de fuego y humedad.

– ¿Qué significó ilustrar y escribir Qillqakuna?

-Fue un enorme reto. La idea de este trabajo partió de la palabra jugar que a su vez me permitió aprender. Aprender a componer frases y palabras en el idioma quechua. Si los niños y los adultos leen con detenimiento cada palabra terminarán integrándose al conocimiento del quechua porque la traducción de cada palabra es literal.

– Finalmente. En este abecedario las palabras y las ilustraciones están tejidas de manera mágica y atractiva…

-Esto, en gran medida, responde a mi labor como artista. Mi trabajo es juguetón. Siempre me impongo reglas que no necesariamente las cumplo, sin embargo, en este abecedario me propuse cumplir. Las combinaciones de palabras que en general son sujetos, me ayudaron a generar las ilustraciones y desde allí surgieron las frases. En el proceso recibí ayuda de amigos quechua hablantes como Raúl Cisneros, Rubén Enríquez, entre otros más.

Sobre la autora

Avril Filomeno Núñez. Ilustradora peruana con estudios de pintura y grabado en Escuela de Bellas Artes del Perú, Paraguay y Bolivia. En 2020 publicó The Ga Picture Alphabet, un álbum-alfabeto realizado junto al escritor ghanés Nii Parkes, lo que sirvió de inspiración para Qillqakuna. Actualmente desarrolla proyectos de libro-álbum con autores de diversas nacionalidades.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. El 2000 fundó el portal digital MIAMI EN ESCENA (Florida, Estados Unidos) en donde radicó 10 años. A su retorno al Perú crea el magazine online LIMA EN ESCENA.