Angie Bonino: “Crear obra es una necesidad vital”

Es la primera mujer peruana en dedicarse a los nuevos medios en el país. Hace uso del audiovisual, la instalación y la plataforma de Internet para crear parte de sus obras las cuales se han expuestos en el Perú y en de diversos países del mundo. Para Lima en Escena es un honor charlar en línea con Angie Bonino. Foto de portada: Wendy Vega

Artista multidisciplinaria: curadora, docente, investigadora, precursora del videoarte y los nuevos medios en el Perú nos brinda una mirada del segmento de las artes visuales en este largo período de confinamiento producido por la actual crisis sanitaria global. “No imaginé que tendríamos una epidemia y confinamiento tan pronto”, nos comenta Angie Bonino en la presente entrevista.

-Angie, antes de consultarte por tu sector permíteme saber ¿cómo te has desarrollado en medio de la crisis sanitaria?

-Las plataformas virtuales han cubierto muchos espacios en este tiempo de pandemia, pero no son lo mismo que las presenciales pues se pierde mucho de la situación comunicativa y se somatiza la experiencia con la máquina con sus limitaciones como mediador. He estudiado y trabajado con nuevos medios desde los 90 así que trabajar con herramientas o mediadores tecnológicos es algo a lo que estoy acostumbrada. En esta etapa las exhibiciones online me han permitido seguir exponiendo tanto a nivel nacional como internacional.

Hasta el momento como artista no sigo el juego del sistema comercial del arte, ni de la búsqueda de fama, ni de ser parte de élites, ni argollas culturales. Intento mantener un perfil bajo y en este tiempo he creado diversos modos alternativos de realizar mi arte en la libertad que tanto amo. El aspecto temático de mi arte es político, social y crítico frente al sistema económico financiero global imperante. Existe una coherencia equilibrada entre mi accionar y mi forma de pensar. Esto permite un alto grado de autonomía en una línea alternativa frente a lo establecido por eso no tengo nada que perder de este sistema. Estoy en él porque vivo en este planeta globalizado, pero no sigo sus juegos macabros y si veo situaciones injustas no comulgo. Si se dan restricciones de cualquier tipo como en la pandemia, siempre habrán salidas creativas para mí porque no soy un ser dependiente de nada en lo que se refiere a mí obra artística.

Con respecto a la producción siempre trabajo alguna pieza de la disciplina artística que sea y eso sigue en el confinamiento porque en mi caso crear obra ya sea de pintura, videoarte, poesía, net art, dibujo, instalación, es una necesidad vital. Respecto al aislamiento creo que la meditación y las artes marciales como el Kung fu me han mantenido en equilibrio y eso es un punto importante. Normalmente puedo estar muy bien creando, trabajando aisladamente y con tranquilidad para leer mis libros, solo que este período de confinamiento es excesivo para cualquier ser humano normal.

– ¿Qué se perdió? ¿Qué se ganó?

-Se perdió libertad por mayor esclavitud, se perdió la tranquilidad por el miedo, se perdió la economía. Por pésimos manejos gubernamentales ahora estamos endeudados como país. Se perdió la estabilidad de algunos sectores de la clase media que ahora están empobrecidas y de gran parte de los sectores en pobreza que ahora se ven en miseria a gran escala y lo más trágico de todo es que se perdieron muchas vidas humanas que ya no regresarán con nosotros. Se ganó un tiempo para que la naturaleza se regenere, se ganó un espacio para trabajar en los niveles de autoconciencia, se ganó en motivos para volvernos más humanos, se ganó en darnos cuenta del sentido de la unidad y finalmente ahora todos somos uno. Atravesamos una etapa oscura en la que se puede escuchar cómo se justifica la muerte de la población y el genocidio bajo el pretexto de la superpoblación y la escasez. Estoy segura que se revelarán muchas cosas este año y la población despierte cada vez más. La oscuridad camuflada con la mentira y la manipulación no pueden durar por siempre.

-Hace unos meses abriste un espacio, una comunidad en Facebook para que los artistas puedan publicar sus trabajos, sus iniciativas, entre otros. ¿Cuáles han sido los resultados de este grupo?

-Un mes antes de la pandemia me desperté por la mañana con la idea de hacer un grupo de nuevos medios. Se me vienen muchas ideas en sueños o cuando tomo la ducha por la mañana. Pensé en hacer un lugar para poder compartir información al público de diversas especialidades y en general. Y así fue que con el aporte de artistas e investigadores miembros que empezaron a revitalizar con sus posts nació “Arte con ciencia y Tecnología- Perú”, un grupo que funciona con el apoyo de gente maravillosa y con ganas de compartir con los demás.

El grupo creció y cada día alguien solicitaba ser miembro. Me animé a invitar a amigos conocidos de Facebook y todo empezó a tomar una velocidad y crecimiento que no imaginé. Un grupo que empecé en pijama y medio dormida terminó funcionando y creciendo vertiginosamente. Fue un mes antes de la pandemia que pensé que tarde o temprano algo sucedería -una guerra biológica de exterminio de población- jamás me hubiera imaginado que tendríamos una epidemia y confinamiento tan pronto. Me alegra que en medio de toda la oscuridad que vivimos este grupo comparte información distinta al estado de miedo que reina en estos tiempos.

Ahora somos más de 2, 300 miembros y es una comunidad llena de luz. Publicamos contenidos con conversaciones en donde invito a amigos que conozco del plano internacional en arte con nuevos medios que brindan sus experiencias y conocimientos a la comunidad en un espacio que cuenta con el apoyo del Museo de Arte de San Marcos (MASM) y su director Augusto del Valle. Esto se hace dos domingos al mes. También contamos con una sección de portafolios de artistas peruanos con nuevos medios y alguna charla sobre temas de tecnología actual con varios invitados que revitalizaremos este año. Todos los contenidos creados por el grupo se pueden ver en Youtube.

– ¿Cómo crees que saldrá adelante el segmento de las artes visuales en el Perú?

-El segmento de las artes visuales en el Perú ha tenido un fuerte golpe así como otros segmentos del arte como el teatro, la danza, la música, el cine, entre otros. El no contar con espectáculos públicos masivos se traduce automáticamente a un adiós de las taquillas y representa una gran pérdida de ingresos y ganancias.

El segmento de las artes visuales resistirá. Este país tiene artistas capaces, creativos y resistentes. Antes de la pandemia nada era un lecho de rosas en las artes visuales que nunca ofreció la promesa de trabajos rentables y con seguridad en el tiempo. El trabajo del artista en este país tiene un fuerte componente de sacrificio, entrega y amor a lo que se hace.

Siento orgullo al observar diversos eventos virtuales y formas solidarias de apoyo activo a población afectada por la pandemia desde el sector de artistas, gestores y curadores de artes visuales a pesar de ser también un sector afectado. Las muestras de solidaridad, confraternidad, amor y compasión, han sido de lo más rescatables en estos tiempos complejos y son características destacables del pueblo peruano con su capacidad de ayudar al otro en momentos difíciles.

– Específicamente en el segmento del videoarte. ¿Cómo observas su desenvolvimiento?

-Lo importante es que no se ha estancado porque el videoarte tiene la ventaja de poder verse virtualmente razón por la que los festivales de videoarte o de arte y cine que lo incluyen han podido continuar en forma virtual y muchos de ellos han crecido en audiencia porque ingresan más personas desde su computadora o celular que en una sala de proyección. Es importante señalar que no es lo mismo tener la experiencia de ver vídeos y films en una computadora o televisor que verlos en una sala de proyección o cinema que brindan una experiencia comunicativa y perceptual mucho más profunda e intensa.

-Más allá del programa de ayuda de los estímulos y fondos para los artistas en este período de cuarentenas, ¿qué rol concreto juega el Ministerio de Cultura para apoyar este segmento artístico en particular en momentos como el actual?

-El estado no cumple su papel. No crea estrategias ni políticas con programas efectivos para apoyar a los sectores del arte. Cada vez que hay algo de presupuesto todo se reduce a hacer concursos con premios. Estos son importantes – he sido parte del jurado de artes visuales para el Concurso de Proyectos de Producción de Artes Visuales como parte de los Estímulos Económicos para la Cultura, que organiza el Ministerio de Cultura del Perú que cumplen una destacada labor- pero no es la manera de solucionar los problemas de fondo y solo se beneficia una ínfima minoría.

No han creado situaciones ni acciones de desarrollo y crecimiento de producción e industria cultural efectiva en el interior del país. De esa manera no se crean soluciones descentralizadas reales. Existen tantas cosas por hacer en el Perú, pero no se hacen y luego pasa el tiempo y vienen problemas desbordantes sin tener previsiones. Existen debilidades latentes combinadas entre burocracia, falta de visión, argollas y corrupción que no permiten crear estrategias democráticas a lo largo y ancho del país ni aplicar soluciones reales y eso debe cambiar.

-Algunos artistas siguen trabajando en línea…

-El trabajo de los y las artistas en línea y con plataformas virtuales se da desde hace años con la web de artistas, las galerías virtuales y redes sociales específicas para arte. Las galerías e instituciones que han sabido usar sus páginas webs, blogs y redes sociales han tenido el brazo de la virtualidad como alternativa para seguir realizando actividades.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.