Miyuki Ikeho: “A través del arte vivimos en colectividad”

Directora de Cultura del Centro Cultural Peruano Japonés de la Asociación Peruano Japonesa nos ofrece un panorama del auspicioso programa cultural que su institución maneja anualmente

Fue en el año 1899 que los primeros inmigrantes japoneses arribaron al Perú. Con su presencia se gestó la comunidad nikkei peruana compuesta por todos los descendientes de aquellos inmigrantes. Actualmente sobrepasan las cinco generaciones. Justamente, la Asociación Peruano Japonesa, una entidad cultural que además de congregar a esta amplia colectividad peruano-japonesa y ejercer su representatividad en el ámbito nacional e internacional propiciando un clima de integración y armonía con la comunidad en general, propicia el intercambio cultural, científico y tecnológico entre el Perú y el Japón. De esa manera se profundiza el entendimiento común y las relaciones de amistad entre ambos pueblos con el objeto de favorecer el desarrollo y progreso de los dos países.

Tilsa Tsuchiya, Venancio Shinki, Arturo Kubotta, Oswaldo Higuchi, Marcelo Wong, Aldo Shiroma, Haroldo Higa, José Watanabe, Augusto Higa Oshiro, Angélica Harada (Princesita de Yungay), Luis Abelardo Takahashi Núñez, Luis Kanashiro, son algunos artistas de origen nikkei que figuran en la cartografía artística cultural de nuestro país. Precisamente para charlar sobre este interesante vínculo cultural, Lima en Escena entrevistó a Miyuki Ikeho, directora de Cultura del Centro Cultural Peruano Japonés de la Asociación Peruano Japonesa.

– Miyuki, en este 2019 el Centro Cultural Peruano Japonés brindará a su comunidad y al público en general un interesante programa de actividades culturales. Nos podría ahondar en este tema.

-Antes de empezar, permíteme explicar que el Centro Cultural Peruano Japonés, es un centro bicultural cuyo principal objetivo es la difusión de la cultura peruano-japonesa nikkei, que vendría hacer la fusión entre lo peruano y lo japonés. Asimismo, nuestra institución incluye también a los artistas de otros países, otras comunidades.

-Anualmente ustedes manejan una serie de actividades que rescata, revalora y promueve sus raíces culturales y las de otras culturas y países. ¿Cuáles son las más importantes?

-El Festival Cultural Nikkei, que se realiza en el mes de abril, es uno de los eventos mas importantes de nuestro centro. ¿Por qué lo realizamos en abril? Porque es el mes en el cual se celebra la amistad entre Perú y Japón. Somos el primer país que cuenta con un convenio en el que se establece la celebración de la amistad entre ambos países.

A propósito de estas celebraciones promovemos el talento de los artistas descendientes de japoneses nacidos en el Perú. Peruanos con ascendencia japonesa. Posteriormente, en el mes de noviembre, celebramos la Semana Cultural de Japón. En esta fecha y en coordinación con la embajada de Japón hacemos toda la promoción y difusión de la cultura japonesa.

– ¿Cómo se desglosa el programa de actividades?

-Con nuestro mentor Alredo Kato efectuamos actividades relacionadas con el canto. En artes visuales tenemos el apoyo y coordinación de actividades a cargo del destacado artista peruano japonés Haroldo Higa, quien nos apoya en todo el programa de la convocatoria de artistas jóvenes. Justamente hace unos días inauguramos la exposición con la que iniciamos este 2019. La joven artista Nomi Sasaki presentó su primera exhibición individual “En la grama”, que toma el nombre de la canción de la compositora peruana Chabuca Granda, que dice entre sus letras: “Quiero perder la espalda entre la grama y así echar las raíces donde quiero”. Ella viene de una familia de artistas. La violinista y artista experimental Pauchi Sasaki, es su hermana.

-Me comentaste que además laboran de la mano de los colegios nikkei.

-En el centro cultural contamos con programas de promoción con los colegios de la colectividad nikkei ubicados en distintos puntos de la ciudad. Estos participan en el Festival del Folclor. En esta festividad ellos presentan una expresión de canto y danza folclórica del Perú. Esta gala se lleva a cabo en el mes de setiembre.

-Un punto interesante para las letras locales es el fomento a la literatura…

-Totalmente. Contamos con el Concurso Nacional José Watanabe de narrativa y poesía. Estas categorías se alternan anualmente. Este año, por ejemplo, será la convocatoria del género poesía. Este concurso está dirigido a todos los peruanos residentes en el Perú o en el exterior.

-El Festival de Teatro Aficionado es uno de los más importantes y lleva más de 10 años.

-Sí. Todo este trabajo de promover el teatro de las jóvenes agrupaciones teatrales de aficionados se realiza gracias al trabajo de fomento del artista Lucho Kanashiro, otro de nuestros mentores encargados de destacar a los artistas del segmento de las artes escénicas. Todas estas actividades que se fomentan y desarrollan en el CC Peruano Japonés, es una forma de decir gracias: “domo arigatou”, en el idioma japonés. Gratitud a nuestros primeros inmigrantes, a nuestros abuelos y abuelas. Gracias al esfuerzo de ellos existe el centro cultural.

– ¿Qué nos puedes decir del Salón del Arte Nikkei?

-Es otra de las actividades de envergadura de nuestro centro. Hace más de un año celebramos los 50 años del Centro Cultural Peruano Japonés y los 100 años de la Asociación Peruano Japonesa. El primero, es un espacio que heredamos de nuestros abuelos y abuelas. ¿Qué hacemos?… Fue la primera interrogante que me invadió previo a estas fechas. Así surgió la idea de convocar a los jóvenes artistas nikkei. Por medio de esta invitación, y como una forma de evitar que se pierda nuestras raíces, con la asesoría de Haroldo Higa, en el 2017, hicimos la convocatoria del Primer Salón de Arte Nikkei. Inicialmente se pensó en la participación de 30 jóvenes.

Pasaron los meses y ese número se convirtió en 100. Fue un número prácticamente cabalístico porque coincidentemente la Asociación Peruano Japonesa cumplía 100 años. Este programa marcó un antes y un después en la vida y trayectoria del centro cultural. Fue como un quiebre. Así, este 2019, presentaremos el 3er Salón de Arte Nikkei. En esta ocasión lo haremos a nivel internacional. Hemos invitado a jóvenes artistas nikkei de Argentina, Brasil y México para que participan en esta significativa celebración: los 120 años de la inmigración japonesa en el Perú.

La pintora Tilsa Tsuchiya, el escritor José Watanabe, el artista visual Venancio Shinki y el autor Augusto Higa Oshiro Shinki

-Uno de los principales objetivos del Centro Cultural Peruano Japonés es visibilizar la cultura de ambos países.

-Nosotros somos peruanos y estamos orgullosos de serlo. Sin embargo, destacamos también nuestras raíces japonesas. Es una grata experiencia observar a los jóvenes artistas explorar sobre sus raíces culturales. Escuchar a estos chicos, muchos de los cuales no tenían conciencia que eran nikkei, es una grata sorpresa. Todos compartimos costumbres que vienen de nuestros orígenes. A través de su arte los jóvenes plasman ambas culturas: la japonesa y la peruana. Observar como ellos entienden artísticamente esa fusión es muy significativo. La convivencia y la tolerancia se expresa mediante la participación de los jóvenes artistas en nuestro centro. A través del arte vivimos en colectividad.

-Este momento es propicio para charlar y destacar a un sin número de artistas nikkei.

-Por supuesto. Nuestros artistas figuran en campos como la música, la literatura, el teatro y otras actividades afines. Tilsa Tsuchiya, Venancio Shinki, Arturo Kubotta, Oswaldo Higuchi, Marcelo Wong, Aldo Shiroma, Haroldo Higa, José Watanabe, Augusto Higa Oshiro, Angélica Harada (Princesita de Yungay), Luis Abelardo Takahashi Núñez, Luis Kanashiro, son algunas y algunos de nuestros destacados artistas. Entre las nuevas generaciones y en lo referido al tema de la guitarra andina destaca el joven músico Ricardo Villanueva Imafuku. ¡Un orgullo!

-Me hablaste sobre su libro…

-Sí, el escribió el libro “Guitarra Andina del Perú”, uno de los primeros títulos sobre este tema. Una investigación exhaustiva y profunda de la guitarra andina. En el tema científico, por ejemplo, podemos mencionar a Marino Morikawa, que purificó un humedal contaminado en solo 15 días y acaba de hacer lo mismo con el Lago Titicaca, uno de nuestros principales destinos turísticos. Estamos orgullosos de contribuir en el surgimiento de la cultura peruana en los diferentes campos. De igual manera apoyamos al talento de otras nacionalidades que nos presenten sus proyectos. La cultura es unir puentes.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.