Gracia Angulo: “Clorinda Matto es un referente para las mujeres”

El Fondo Editorial de la Biblioteca Nacional presenta la revista cultural Libros&Artes que en el aludido número nos ofrece interesantes especiales sobre Clorinda Matto de Turner y Luis Loayza

Este jueves por la noche, se presenta el nuevo número de la revista Libros&Artes, emblemática publicación de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP). El nuevo número doble 89-90 aborda, desde distintos ángulos, la vida y obra de Clorinda Matto de Turner, mujer polifacética, pionera del indigenismo y entusiasta defensora de los derechos de la mujer. Asimismo, el suplemento de la revista rinde un merecido homenaje a Luis Loayza, uno de los prosistas más refinados de nuestras letras, quien falleció en París en marzo del año pasado. En esta ocasión, la citada revista celebra las letras peruanas y busca despertar además nuevos debates y reflexiones en torno a estos grandes personajes del panorama literario nacional. Al respecto Lima en Escena charló con Gracia Angulo, editora de Libros&Artes

-Gracia, Libros&Artes es una publicación de la BNP que tiene alrededor de 17 años. ¿Qué cambios sustanciales experimentará esta importante revista institucional a partir de tus aportes como editora?

-En efecto. Hace 17 años se publicó el primer número de la revista. Luis Valera fue su promotor e histórico editor. Desde una labor discreta y a lo largo de los 87 números de los que fue editor (entre 2002 y 2017), Valera convirtió a Libros&Artes en un espacio para la reflexión crítica y la creación a través de ensayos sobre géneros tan diversos como la literatura, el cine (otra de sus pasiones), las ciencias sociales y más. Hoy tengo el gusto y la enorme responsabilidad de continuar su legado, respetando los valores iniciales con los que fundó la revista y, realmente, espero estar a la altura. Considero que un primer paso para ello es hacer cada número pensando en los lectores, en descubrirles algún personaje desde un ángulo nuevo, en destacar la importancia de figuras que no hayan sido debidamente estudiadas y en proponer nuevos debates. Todo esto, en la línea, por supuesto, de los intereses mismos de la administración de una institución fundamental como es la Biblioteca Nacional.

-Permíteme charlar sobre Clorinda Matto, desde tu mirada de editora. Háblanos de tu vínculo con la autora de Aves sin nido, a quien en este número de Libros&Artes decidiste rendirle un merecido homenaje.

-Yo llegué a la Biblioteca en setiembre del año pasado cuando ya se había decidido qué personajes serían los protagonistas de este número. Felizmente, no pude estar más de acuerdo. Lo que sí corrió bajo mi responsabilidad fue el contacto con las articulistas, la edición de sus textos y el propósito de que el número presente una visión integral de esta pionera del indigenismo y de la reivindicación de los derechos de la mujer y del indio en nuestra sociedad. Clorinda es un personaje fascinante por todas las aristas que presenta su vida, por todas sus luchas y considero que, en este número, eso queda clarísimo. Tenemos a la Clorinda que formó su propia imprenta, que se enfrentó a la Iglesia, que socorrió a los heridos en la Guerra con Chile instalando un hospital en su propia casa; la lista es realmente larga. Una mujer con tantas hazañas y méritos debería ser conocida por todos los peruanos y peruanas más allá de por ser autora de Aves sin Nido, sin desmerecer con esto la importancia de esta novela, por supuesto.

– ¿Por qué consideras que destacar la vida y obra de Clorinda es de vital importancia en épocas del Me Too?

-Porque como señala Francesca Denegri, Clorinda fue una activista feminista, una convencida de que la mujer tendría un rol fundamental en el orden social de cambio de siglo. Además, en tiempos como los que corren, Matto es un referente para las mujeres que se atreven a denunciar pues a lo largo de toda su obra, denunció la violencia contra las mujeres en dos ámbitos que hoy siguen siendo los principales ambientes donde se ejerce la violencia contra nosotras: el hogar y la iglesia. Y digo la iglesia porque desde ella, desde su conservadurismo, se sigue limitando los derechos de la mujer sobre su propio cuerpo, se sigue atentando contra una educación con enfoque de género que, considero, es la principal herramienta que tenemos si queremos cambiar esta sociedad enferma que mata a dos mujeres cada día. Y si a este enfoque de género se suman proyectos como los libros sobre heroínas peruanas que han aparecido últimamente, y los artículos, reseñas, blogs y páginas que se dediquen a mostrar el legado de mujeres precursoras y valiosas como Clorinda, creo que poco a poco contribuiremos a cambiar esta realidad que espanta.

 

-Como una forma de generar una balanza justa en cuanto a contenidos Luis Loayza, uno de los prosistas más refinados de nuestras letras, tendrá también un justo homenaje. ¿Consideras que es uno de los autores peruanos de los cuales se habla poco? ¿Cómo lo observas en el panorama de las letras peruanas referida a sus obras y aportes?

-Luis Loayza es, en efecto, uno de los escritores más finos y talentosos de nuestras letras y trascender sin más arma ni aspaviento que la escritura en una generación tan notable y prolífica como la del cincuenta, dice mucho de su talento. Sin embargo, la propia personalidad del autor lo alejó de los reflectores. Loayza no dio entrevistas, ni participó en congresos, ni ferias. Él se preocupó por leer, de ahí su famosa erudición, y a escribir y traducir. En estos tiempos es difícil imaginar a un escritor como Loayza, alejado de las redes sociales, de las páginas de autor, de la constante avalancha de publicidad y marketing que pesa sobre ellos y sin el cual, muchos de ellos no seguirían. Ahora, hasta hace unos cinco o diez años, yo hubiera dicho que Loayza es un autor olvidado. Sin embargo, la reedición de su obra, como aquella que hizo la prestigiosa Pretextos de los relatos de Otras tardes en el 2017, es un indicador de que su obra tiene mucho por decir a más y nuevos lectores.

-Un punto de relevancia en el especial del “borgiano de Petit Thouars”, es la publicación de documentos, manuscritos y fotografías del archivo familiar del autor. Podrías charlarnos sobre estos valiosos documentos.

-Alejandro Susti fue el coordinador del suplemento. Gracias a su gran trabajo conseguimos contactar a la viuda y al hijo de Luis Loayza quienes, con una generosidad que agradezco, enviaron fotos familiares en las que se revela el lado más íntimo de Loayza; documentos que corresponden a traducciones del escritor de T.S. Eliot y de Antígona y que demuestran esta otra faceta poco conocida del escritor; cartas dirigidas a Sebastián Salazar Bondy, entre otras joyas. Además de permitir la reproducción de “Enredadera” una maravilla de cuento. También aprovecho para agradecer a la familia de Abelardo Oquendo por autorizar la reproducción de algunas de las fotografías que aparecen en el especial.

– ¿Por qué consideras que ambos tributos despertarán nuevos debates y reflexiones en torno a estos grandes personajes del panorama literario nacional?

-Como dije anteriormente, Clorinda Matto es una mujer a la que muchos conocen sólo como autora de la novela Aves sin Nido y como precursora del indigenismo. Creo que este número aborda su vida y obra de manera integral y permitirá conocer nuevas facetas de la escritora cusqueña. También podría generar debate su feminismo, uno que estaba de acuerdo con la educación y el trabajo femenino, pero no con el derecho al voto. Claro que todo esto debe verse desde una perspectiva histórica y reconocerse que, con todas sus peculiaridades, Clorinda fue una adelantada a su tiempo. En el caso de Loayza creo que el suplemento puede iluminar su figura, dar a conocer nuevas facetas, como su faceta como ensayista político o como traductor, y acercarse a un lado más íntimo del escritor a través de artículos entrañables como el de su amigo Alonso Cueto o las imágenes de infancia del escritor.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.