Yesenia Montes: “Urge más libros infantiles escritos e ilustrados en quechua”

Escribe libros cartoneros en quechua para comunidades rurales como Sarhua, Ayacucho, en donde la lengua materna de las niñas y niños es justamente el quechua. A la par, lleva ocho años en la creación y fomento de proyectos educativos en su región. Hoy, Yesenia Montes Ñaupa nos permite conocer más sobre sus labores en el campo de la creación artística 

Además de escribir libros cantados en quechua sobre los animales, los colores, el saludo en nuestra lengua originaria, trabaja cuentos basados en dichos populares andinos y recopilaciones orales. Asimismo, dirige la Asociación Puriyninchik, palabra quechua que significa nuestro caminar, en donde desarrollan actividades de fomento de lectura de manera itinerante por casi toda la región de Ayacucho.

Asimismo, ha publicado 12 libros cartoneros de creación propia y adaptaciones de títulos infantiles al contexto andino. “Siento que en mi camino como escritora me ayudó mucho vivir en comunidades rurales y leer libros, en mi caso libros infantiles, de tal manera que fui encontrando mi estilo y formato favorito, que son los libros para la primera infancia”, señala la destacada escritora, mediadora de lectura y psicóloga Yesenia Montes, que en este mes de marzo es propicio destacar su labor.

Sobre la Asociación Puriyninchik

Actualmente dirijo la Asociación Puriyninchik, palabra quechua que significa nuestro caminar, y se llama así porque realizamos actividades de fomento de lectura de manera itinerante por la región de Ayacucho. Empezamos prestando libros en los parques de Huamanga y actualmente prestamos periódicamente libros a diferentes espacios de lectura comunitarios, trabajando en alianza con municipalidades, iglesias y comunidades de nuestra región.

Así mismo, en este camino con la biblioteca, empezamos a escribir libros cartoneros en quechua, dada la necesidad de este tipo de libros en nuestras intervenciones en comunidades rurales como Sarhua, donde la lengua materna de las niñas y niños es el quechua. Esto que empezó como un juego se ha transformado en una editorial cartonera, con la cual publicamos cuatro títulos dirigidos al público infantil en quechua y español, libros que elaboramos artesanalmente y que además cuentan con un código QR que dirige a videos donde se lee y canta los libros en quechua, de tal manera que se pueden escuchar y disfrutar.

Sobre su trayectoria

Soy psicóloga de profesión. Tengo más de ocho años trabajando en proyectos educativos en mi región. Fue a través de mi profesión y trabajo que llegué a enamorarme de los libros y la literatura infantil. Nací y crecí en Ayacucho, donde no teníamos acceso a libros ni bibliotecas de calidad y al ir a estudiar a la universidad en Lima, recién pude notar la gran brecha de oportunidades de acceso a los libros que tenemos en el país, la diferencia es abismal y más aún en los contextos rurales.

Podría decir que fue mi experiencia de vida lo que me impulsó a soñar con espacios de lectura y acceso a los libros en las comunidades rurales y urbanas de mi querido Ayacucho y por qué no, de mi país. Así mismo, la necesidad de contar con libros infantiles escritos e ilustrados en quechua, me motivó a escribir, difundirlo por las redes sociales y posteriormente abrir nuestra propia editorial cartonera, con la cual soñamos poner en el formato escrito la riqueza oral del quechua, con una mirada lúdica, creativa y divertida, de tal manera que no sólo lo disfruten los más pequeños, sino también todo aquel que quiera acercarse por una puerta amigable al quechua.

Escribo libros cantados en quechua sobre los animales, los colores, el saludo en quechua, pero también escribo cuentos basados en dichos populares andinos, recopilaciones orales y más. Siento que en mi camino como escritora me ayudó mucho vivir en comunidades rurales y leer libros, en mi caso libros infantiles, de tal manera que fui encontrando mi estilo y formato favorito, que son los libros para la primera infancia.

Para mí, escribir es una forma de hablarme a mi misma, pero también de contarles a otros niños y niñas esas ocurrencias y curiosidades que piensa mi niña interior, esa niña que no sólo habla, sino que también canta y juega con las palabras en quechua y español, pero también siento una enorme necesidad de seguir aprendiendo y estudiar más la literatura infantil, pues creo que no sólo se trata de contar sino de aprender a contarlo de una manera mucho más profesional.

Hoy en día se escribe cada vez más en nuestras lenguas originarias y eso es alentador; sin embargo, se escribe más para adultos y con una mirada de adultos, por eso es por lo que me parece importantísimo animar a más escritoras y escritores a escribir también literatura infantil en nuestras lenguas originarias.

Sobre Yesenia Montes Ñaupa

Escritora, mediadora de lectura y psicóloga por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Coordinadora de la Asociación Educativa Puriyninchik – Nuestro Caminar de Ayacucho donde fomenta la lectura, escritura y oralidad en quechua y español, a través de la Biblioteca Puriyninchik, una biblioteca en forma de retablo con la que visita varios parques de Ayacucho. En la comunidad de Sarhua empezó a escribir libros cartoneros en quechua, dada la necesidad de libros infantiles para las niñas y niños quechua hablantes.

En su haber existen más de 12 libros cartoneros de creación propia y también adaptaciones de libros infantiles al contexto andino. Estos libros cartoneros están siendo publicados por las redes sociales de la Asociación Puriyninchik. Fue seleccionada para ser parte de la delegación oficial que representó al Perú en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, mostrando la importancia de escribir en nuestras lenguas originarias.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.