Todos los nombres. Collages de Sonia Cunliffe

‘Todos los nombres’, una muestra que nos invita a reflexionar sobre nuestro pasado andino a través de los Collages de Sonia Cunliffe, un trabajo basado en el fantástico archivo del recordado fotógrafo Teodoro Bullón. El jueves 9 de junio, a las 12 horas, será inaugurada en el Centro Cultural Inca Garcilaso del Ministerio de Relaciones Exteriores (Jr. Ucayali 391, Lima). El ingreso es libre. La exhibición estará abierta al público hasta el 7 de agosto, de martes a viernes, de 10 am a 8 pm; sábados, domingos y feriados, de 10 am a 6 pm. Ingreso libre.

Sonia Cunliffe realiza esta exposición tras su exitosa participación en la XIV Bienal de La Habana donde presentó el proyecto “La encrucijada del hombre nuevo. Una utopía vista en el tiempo”. Para esta muestra la artista recopila e interviene diversas fotografías en negativo del jaujino Teodoro Bullón, a través del collage realizado en forma manual, para invitarnos a vivir estéticamente el encuentro con el archivo deteriorado.

En palabras del periodista Czar Gutiérrez, a los collages se incorporan puntos de fuga simétricos hasta crear espacios de tres dimensiones sobre una superficie que tiene solo dos. “He ahí, entonces, una construcción plástica que repotencia el poder significante de la imagen cuestionando su sentido de originalidad. Creando un horizonte de profundidad que superpone los sistemas semióticos y alimenta más la función simbólica que la representativa. Este es el gran detonante de la obra: precipita al espectador hacia un mundo onírico altamente seductor. Hacia ese espacio profundo que apunta a la conciencia, perturba su imaginación y termina alimentando su espiritualidad”, menciona.

Además, señala que “estas son virtudes suficientemente celebradas en una artista especialmente dotada para la investigación, el rescate y la apropiación – recuérdense sus ya célebres álbumes familiares adquiridos en anticuarios, la pareja erótica fetichista que se auto fotografiaba, el archivo cubano de los niños de Chernóbil, el archivo carcelario del panóptico limeño, entre otros-. Todo lo cual sirvió como campo de entrenamiento en el revulsivo estético que presenta ahora. Un tránsito que empieza en jauja, acrisola en Lima, viaja a Nueva York y termina estacionándose en este no-lugar edificado con fragmentos, cambios de escala, acoplamientos y perspectivas inéditas”.

La mayor parte del recorrido artístico que ha realizado hasta el momento la artista peruana Sonia Cunliffe ha estado relacionada a la fotografía, la investigación, la archivística, la apropiación y puesta en valor. Estudió artes plásticas y fotografía en la Escuela Panamericana de Sao Paulo (Brasil), historia del arte en el instituto Tomie Othake (Sao Paulo) e historia de la fotografía en el MAM (Sao Paulo).