Motoneta: “Un libro para niños es más que una historia bonita”

El destacado diseñador, autor e ilustrador de libros para niños Mauri Apaza, conocido también con el nombre artístico “Motoneta”, nos habla sobre su reciente estrenada Colección Pacha (FCE, Perú 2024), primera colección de libros infantil bilingüe: castellano y quechua

La Colección Pacha (‘Mundo’ en quechua), primera colección infantil bilingüe en castellano y quechua del ilustrador Motoneta y publicada por el Fondo de Cultura Económica para “Los especiales de A la orilla del viento” está conformada por tres libros de conceptos ilustrados para pequeños lectores. Tienen como temática integral la cosmovisión andina del Perú, haciendo referencia a los tres mundos: Hanan Pacha, Kay Pacha y Uku Pacha: el mundo celestial, el terrenal y el de la muerte o los sueños.

Al respecto, Lima en Escena charló con el autor Mauri Apaza/Motoneta

-Motoneta, los niños de 0 a 100 años que leen o tienen la oportunidad de leer tus libros además de divertirse, pasar un momento agradable, reflexionan sobre nuestro cotidiano. ¿Cómo lo logras?

-El vínculo entre el público y mis libros responde justamente a la conexión entre el lector y mis creaciones: las historias, la musicalidad, los colores. Como autor es importante trasmitir más que una historia bonita, lindos colores o una atractiva técnica. Ilustrar no es dibujar bonito y punto, no, ilustrar es también narrar. Precisamente, en esta narrativa poblada de imágenes presentadas en este formato de libro ilustrado o álbum debe de haber un lazo entre texto e imagen. Uno de los principales objetivos de mi labor como artista es que los lectores jueguen con los libros y que estos a su vez les dejen una enriquecedora experiencia de vida. Establecer una conexión con el autor. Asimismo, para lograr esta relación asisto religiosamente a eventos en donde converso con el público en general, con las maestras, con las familias, pero sobre todo con los niños y niñas.

– ¿Cómo desarrollas este proceso de escritura e ilustración?

-Particularmente trabajo con disparadores de ideas. De pronto apelo a temas del pasado y los asocio con la actualidad. Para profundizar o complementar me dedico a la investigación también. Escucho leyendas. Finalmente, empiezo a ocuparme de la elaboración del libro en su conjunto. En cuando a mi trabajo con el uso de los colores procuro que se preserve un estilo personal.

-Para la colección Pacha apelaste a elementos de nuestra cosmovisión andina…

– ¡Por supuesto! A su riqueza cultural. Sus colores como cultura están expresados en esta colección. Rescato la alegría de la antigüedad. Sin embargo, traté de salirme de los colores clásicos, los colores terrosos, para darle un estilo personal porque no es una colección informativa sino más bien ficcional.

– ¿Es la primera vez que trabajas una colección bilingüe español quechua?

– ¡Si! Justamente, una de las principales motivaciones para realizar esta colección fue la idea de trabajarlo en dos lenguas: quechua y español. Es importante transmitirles a los niños en su primera etapa esta rica sonoridad que nos ofrece el quechua.

– Justamente por estas iniciativas editoriales el quechua se mantiene en foco. ¿Por qué es relevante llegar a los niños, particularmente de la primera infancia, leyéndoles en una de nuestras lenguas originarias largamente invisibilizada?

-Con esta colección precisamente busco un mayor acercamiento entre la comunidad infantil y el quechua.  Mantener vigente, viva y que no se pierda en el tiempo esta lengua originaria. Antes, nuestros abuelos quechua hablantes dejaban de hablarlo porque no era bien vista en la ciudad capital o en otras ciudades del país. Ahora, los tiempos cambiaron. Precisamente, en uno de los libros de la colección podemos observar la relación entre una abuela quechua hablante y su niño. Este vínculo nos ayuda a reconectar y mantener viva esta lengua.

-A propósito de los vínculos, la tierra desde la cosmovisión andina es otro motor de exploración también…

-Justo, Hanan Pacha, aborda el mundo celestial. La colección está dividida en tres libros cuyo eje temático es la cosmovisión andina. Hanan Pacha toma como personaje principal a Wiracocha, el dios creador. Este dios crea los fenómenos atmosféricos, los dioses de la naturaleza.

– Podrías ahondarnos tu trabajo en el título Uku Pacha…

-En Uku Pacha abordo el tema de la muerte y los sueños. Cómo tratas estos temas con los pequeños lectores. Me centro en la hora de dormir, en las leyendas, prácticas que se pierden progresivamente porque estamos ocupados en múltiples tareas siendo la tecnología la que más ocupa nuestros tiempos. Es también reconectar con la hora de dormir. En el libro, la abuela empieza contando historias. Aquí destacamos la importancia de contar historias.

-Y, en el caso de Kay Pacha…

-Kay Pacha es sobre el mundo terrenal. Este libro es para cantar. Tomé prestado al sembrador, personaje de la cultura Nazca. Estos eran sembradores por excelencia. Lo trasladé a esta historia para cantar, jugar con los niños y mostrar los alimentos ancestrales. La música constituía un elemento importante en la cosecha. Se cantaba mucho para sobrellevar los días incesantes de siembra y cosecha. Es un libro bello para cantar.

– Dado que llevas un puñado de años en esta labor tu vínculo con la comunidad infantil es un punto relevante. ¿Cómo ha sido esta relación, este tejido con ellos?

-Desde el inicio de mi carrera me entregué a los niños, una comunidad sumamente difícil. Mi primer libro fue el medidor de este vínculo, de esta relación. Particularmente, no hago libros para que gusten a los niños. Cuando preparo un libro deseo que me agraden a mí. Partir de esta premisa es trasmitir esa vocación, ese sentimiento. Al comunicar todo esto la conexión es inmediata. Mi ser niño se traslada a mis libros. Ese niño que quiso tener esos libros bonitos, llenos de color. Cuando dicto talleres para niños trato de motivarlos a pensar, a trabajar, a explorar, a inventar, a cantar.

-Eres un autor, un artista que rompe con los libros infantiles decorativos, edulcorantes…

-Tengo un gusto por la investigación, por la estética visual, quizás porque de niño estuve rodeado de arte, de música, de color. Es importante para mí transmitir toda esta sabiduría, todo lo aprendido a lo largo de los años en mis libros.

-Los colores constituyen un tema relevante en tus libros. Esto es debido a influencias como el art decó, por ejemplo.

-De niño recuerdo que mi madre compraba revistas de moda. Me encantaba recibirlas. Las leía todas. Me empapaba de todo su contenido. Observaba y leía todas las secciones. Me sentía rodeado de arte, de color. Esta experiencia me motivó a seguir por este camino. El art decó también es fundamental para mí. Asimismo, todo lo vivido en las décadas de los 70, 80 y 90 influyó en lo que hago ahora. Lograr un estilo pictórico o de ilustrador no es nada fácil. Es un proceso que se trabaja durante mucho tiempo.

– ¿Qué papel juega la música en sus diversos géneros y temas en tu proceso creativo?

-Es importante porque también se refleja a través de las palabras. Busco trasmitir la música a través de la visual, de los colores, del movimiento de los personajes.

Sobre Motoneta
Autor – Ilustrador

 Mauri Apaza, conocido también con el nombre artístico “Motoneta”, es diseñador, autor e ilustrador de libros para niños. Tiene estudios en diferentes talleres de escritura, creación, ilustración y diseño, con una maestría en Álbum Infantil Ilustrado por la Escuela i con i, Madrid – España y una maestría en ilustración y animación por la Escuela ESDesign de Barcelona – España.

En sus ilustraciones utiliza mucho la síntesis figurativa y la geometría, el color tiene un efecto importante junto con la creación de personajes diversos que tratan de interactuar con el espectador a través de emociones fuertes. Escribe, crea e ilustra usando como base anécdotas e historias propias de vida. Utiliza diferentes técnicas artísticas manuales y digitales para lograr acabados de gran emoción.

Actualmente trabaja creando libros ilustrados, libros álbum y libros para pequeños lectores con diversas editoriales, ilustrando para revistas, dando talleres de dibujo, creación y escritura creativa para niños, jóvenes y adultos, así como proyectos propios. Su trabajo ha sido expuesto en Perú, Chile, Argentina, Colombia, México, España, Portugal y Brasil.