María Font: “La mujer está presente en mis tres libros”

El poemario Manual de supervivencia para las hijas de los noventa (Hipatia Ediciones, 2023) de María Font -señala la poeta Victoria Guerrero- es una confrontación con los fantasmas a los que nos enfrentamos las mujeres desde la adolescencia. La vulnerabilidad física y psíquica en medio de una ciudad ruda y precaria. En medio del hambre, en medio de amores efímeros, agresivos e inestables. Fotos: Rosana López Cubas

En medio de todo ello, la poeta avanza y experimenta y sobrevive dejando sus cadáveres en el camino, honrándolos, eso sí. Porque se hace necesario y urgente honrar lo morido (disculpen el neologismo) y a otras muertas que no pudieron, que las dejaron en el camino, que no encontraron el manual: a aquellas a las que la vida les enseñó “a morir calladas”. Un poemario de mujeres con brillantina y náuseas a la vez.

Sobre este nuevo poemarios, la reconocida escritora Tilsa Otta dice: “Este libro da cuenta de aquellos regalos que no pedimos, pero nos tocaron, traídos por un ser que, aunque parece no existir, a veces toma la forma de una ciudad ominosa y hostil. María Font desenvuelve un universo donde se cierne una amenaza y acecha una tristeza. A pesar de todo, el cuerpo y la mente (personajes conflictivos) construyen una mitología donde habitar se torna posible, un ejercicio de reconstrucción laboriosa, de fortaleza y supervivencia”.

Precisamente, este viernes 24, en la biblioteca del Centro Cultural Peruano Norteamericano de Arequipa, la autora presenta «Manual de supervivencia para las hijas de los noventa». Al respecto, Lima en Escena charló brevemente con la poeta María Font.

– María, vivir, escribir poesía no es una tarea fácil, todo lo contrario, es complicado principalmente para las mujeres. Justamente, en el “Manual de supervivencia para las hijas de los noventa”, observamos una voz crítica, irónica con respecto a una sociedad patriarcal, misógina, liberal…   

-El oficio de la poesía no es un tránsito fácil. Mi primer libro, por ejemplo, fue autopublicado. El segundo poemario se publicó con Hipatia Ediciones, una editorial empática con autoras mujeres. Finalmente, este tercero tardó mucho en publicarse.

– ¿Por qué?

-Le di muchas vueltas. Por alguna razón tenía pudor publicarlo pese a ver escrito sobre temas lgtbq+, sexualidad, entre otros. El “Manual de supervivencia para las hijas de los noventa” recibió críticas de editores de trayectoria lo cual me frenó por un momento. Cuando empiezo a leer a nuevos autores y autoras, a llevar talleres, a relacionarme y conocer a otras escritoras es cuando decido revisarlo nuevamente y trabajar de manera más organizada, más crítica, más libre. Este proceso fue durante la pandemia. Es complicado para las mujeres publicar un libro. Para algunas autoras es importante ser validadas para saber si tu escritura va por buen camino. Sin embargo, los autores hombres no necesitan ser validados. Ellos publican y ya. El camino para ellos es más fácil. Mi nuevo libro se publicó gracias a la acogida de Hipatia Ediciones, editorial que me permitió también desasirme del temor de ser descalificada.

– “Manual de supervivencia para las hijas de los noventa” es un inventario de vivencias, hechos, momentos.

– El libro -en su primera etapa- surgió a partir de testimonios de algunas compañeras, de mis lecturas, razón por la cual lo escribí en femenino. Deseaba trasmitir estas experiencias de vida. Justamente, en el poemario hablo de esta especie de fin del mundo a propósito de cumplir o llegar a los 30 años o de toda esta crisis, esta presión social ocasionada por el capitalismo que le imponen a las mujeres contemporáneas o millennials en medio de una Lima precarizada. Deseaba escribir desde el inicio sobre estas presiones sociales, estas normativas con respecto a nuestro cuerpo, normativas que se imponen desde que somos niñas. En tu trayectoria de vida es impresionante como pasas de la niñez a la pubertad y adolescencia rápidamente.

-Todo esto lo trasmites de manera cruda en este poemario.

-Sí, justamente en uno de los manifiestos hablo de la niña que sale de casa. Esta adolescente y al mismo tiempo adulta que siente como niña y deja el hogar…

-Otro punto que llamó mi atención es esta posición sarcástica con respecto a la iglesia.

– ¡Claro! Precisamente, el poema Hunger lo escribí en un tono de alabanza. No tiene para nada referencias bíblicas, sin embargo, lo escribí como un canto cristiano, como una burla porque hablaba de brujas. Deseaba reflejar este tono de alabanza de misa aun cuando no tenía nada que ver con esta entonación. Justo cierro el poema con una forma de cruz. Y, sí, hago alusiones al tema de la religión porque es una prolongación de mi primer libro en donde me burlo de los colegios cristianos. Si en mi primer libro toqué este tema de manera frontal, en este lo hago de una forma pueril. Cuando uno vive en precariedad la religión está ahí acompañándote.

-Uno se muere de hambre y “Dios” está en tu mesa y tienes que agradecerle…

– ¡Exacto!

-En este título disfrutas de tu libertad y tiras a la borda los parámetros o exigencias editoriales.

– ¡Totalmente! Es la obra en donde me di la libertad de escribir sin pensar en las presiones. Lo escribí, lo extendí, lo edité. Lo dejé reposar. Mi casa editora tiene un cuidado admirable en la revisión de los textos y eso me dejó tranquila. En este poemario en particular el aspecto editorial no fue tan demandante.

– Qué repercusión tiene en tu trabajo creativo formar parte, como todas las mujeres, de un país en donde la problemática de violencia de género nos avasalla diariamente…

– El impacto en tu escritura de vivir en un país capitalista, patriarcal, misógino y violador es tácito.  De los tres libros publicados hasta el momento, en el primero hablo sobre el activismo feminista, en el segundo sobre una relación lésbica entre dos mujeres. Finalmente, en este último escribo desde lo femenino. Si bien mi escritura se construye gradualmente siempre pienso en mi femenino como voz poética. La mujer está presente en los tres libros y el tema de la precariedad es un asunto que exploro más en este nuevo poemario.

Sobre libro

En este poemario, la incertidumbre acompaña a la voz poética a recorrer las calles de la precariedad económica, las representaciones de ciudad y mujer en crisis donde las metáforas del cuerpo y de la sexualidad aparecen teñidas por un manto añejo de cotidianidad. Los primeros hogares millennials y elementos de la cultura pop de los 2000 se convocarán en un país de ilusiones perdidas, donde la realidad supera el mito capitalista del éxito: “Llena de fantasmas, apariciones de otras vidas vivibles, con mapas de tesoros escondidos en un lugar recóndito del mundo, con la brújula para zarpar pronto y la miseria de la parada próxima en la cárcel de nuestra adultez” (Monopolio de Lima).

“María Font nos presenta a un sujeto femenino sumergido en el caos de la ciudad capitalista-neoliberal. Por un lado, la voz poética presenta a Lima como aquel lugar de la muerte, de la enfermedad y el no reconocimiento. Por otro lado, los versos narran el paso de la niñez a la cárcel de la vida adulta, donde el cuerpo experimenta un ansia por devorarlo todo, por hacer una revolución a partir de la pérdida” (Rocío del Águila Gracey).

Sobre María Font (Lima, 1993)

Egresada de Literatura por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), se especializó en Gestión Cultural por el Museo de Arte de Lima (MALI) y, actualmente, estudia Periodismo. Ha publicado los poemarios Blue tragedy o el panfleto del gatito negro (2018) y Aprendiendo a enterrar a los muertos (2019). Sus poemas han aparecido en Luvina. Revista Literaria de la Universidad de Guadalajara, revista Verboser, entre otras. Escribe para su blog personal y dirige un pódcast en @notitas24. Trabaja en nuevos proyectos de narrativa y es feminista.

ETIQUETAS:

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. El 2000 fundó el portal digital MIAMI EN ESCENA (Florida, Estados Unidos) en donde radicó 10 años. A su retorno al Perú crea el magazine online LIMA EN ESCENA.