Lucía Lora: “El actor se forma en el escenario”

La Escuela Nacional Superior de Arte Dramático (ENSAD) estrenó nueva gestión. Lima en Escena charló con la actual directora de una de las instituciones públicas de formación teatral más importantes del segmento de las artes escénicas en el Perú. Fotos: Lima en Escena

Una de las instituciones de formación teatral más significativa del rubro de artes escénicas locales, es sin duda, la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático (ENSAD). Con más de 70 años de vida, aludida casa de estudios formó y forma a destacados actores, actrices, dramaturgos, mimos, que actualmente forman parte importante de nuestra cartografía teatral.

A través de sus diversas especialidades aludida institución cultiva el talento de sus estudiantes, alienta su compromiso con el arte teatral, la investigación y la educación artística para alcanzar una formación académica y profesional altamente competente. Para charlar al respecto Lima en Escena entrevistó a Lucía Lora, actual directora de la ENSAD.

-Lucía, usted encabeza la nueva gestión de la ENSAD. ¿Es importante que una mujer asuma, después de algunos años, un cargo tan delicado como la dirección?

-Es bueno que las mujeres asumamos cargos directivos. Son nuevos vientos los que soplan por la ENSAD. Es un momento de franca renovación. Renovación en el aspecto normativo de la Escuela. Te hablo del reglamento interno, el académico, de investigación, y nuestro flamante reglamento contra el acoso hostigamiento y discriminación sexual.

-Puntos de vital importancia, ¿no?

– ¡Absolutamente! En estos momentos estamos abocados en trabajar fuertemente estos puntos. Empujamos de manera sostenida la elaboración de las nuevas mallas curriculares. Este punto en especial tiene que ver con el cambio de los perfiles de los estudiantes. Con frecuencia uno se pregunta: ¿Para qué se forman actores? ¿Se forman para insertarse en un universo laboral o para construir una mejor sociedad? Ante estas interrogantes nosotros respondemos: los formamos para crear un mercado laboral que a su vez contribuya a crear una mejor sociedad. Para ello se requieren de nuevas herramientas de formación que en su momento no se tomaron en cuenta y que ahora son prioritarios y los ponemos en práctica.

– ¿Estas herramientas contemplan la modernización de la Escuela?

– ¡Totalmente! Nuestra mirada a todos estos cambios es absolutamente contemporánea. Planteamos interdisciplinar todo. Empezamos a incorporar nuevas técnicas teatrales. Me refiero a la autorreferencialidad, la interdisciplinariedad, la performance, la multimedia, la danza contemporánea, la impro. Otro punto importante son los estudios teóricos. Los culturales, latinoamericanos, la identidad, qué pasa con la raza, con el género. Todos estos puntos se tienen que entender porque nosotros como artistas generamos representaciones simbólicas y tenemos que saber qué y para qué representamos.

-La violencia de género es un punto vulnerable en estos momentos. Diversas instituciones académicas se han visto afectadas por el tema del acoso. ¿Cómo observa este punto?

-Es un tema sumamente importante. Si pensamos en el teatro, es una especialidad, una disciplina que produce una serie de representaciones alrededor de la mujer. Obras importantes. Desde las clásicas hasta las modernas. Shakespeare, Ibsen, Lorca, entre otros. El asunto es que cuando nosotros realizamos estas representaciones simbólicas de género y no nos damos cuenta de que lo hacemos desde discursos poco empáticos, legitimamos discursos sobre la mujer en cuyo rol predomina el materno o el de constituirse como eje de la familia. Todo esto deja por fuera otra enorme cantidad de aspectos que podrían ser centrales y más importantes.

-Como las representaciones en las cuales se les reconozcan su protagonismo en una sociedad como la actual.

– ¡Claro! Interpretar en escena estas nuevas formas de conductas sociales: las mujeres líderes, las militantes, las activistas, las proactivas…

-La ENSAD es una institución que fomenta la dramaturgia nacional. ¿Qué trabajos vienen realizando en esta área?

-Tenemos un concurso. Este año el ganador se hizo acreedor de una clínica de dramaturgia. Aquí en la ENSAD no nos conformamos que los participantes ganen, publiquen y estrenen su obra. ¡No! Aquí le brindamos herramientas para que su trabajo llegue a la excelencia. Este 2019 los ganadores obtuvieron una clínica de dramaturgia que la dirigió Alfonso Santistevan. Con respecto al libro, este esta en plena edición. Estamos a punto de publicarlo.

-A propósito del tema editorial. ¿Qué otros títulos tienen planeado publicar?

-Una antología de César de María y una edición de teatro de memoria. Este contempla una serie de obras de dramaturgos y dramaturgas sobre este tema. Justamente estamos en pleno trabajo.

– ¿Se mantendrá el ciclo de obras que estrenan anualmente?

-Sí… ¡Definitivamente! El enfoque que se le da a nuestra actual gestión es reforzar todo lo concerniente al campo académico. Lo académico en el actor es el escenario. El actor se forma en el escenario. Es en el escenario en donde puede corroborar aquellos aprendizajes que necesita para sostener la carrera. La Escuela seguirá con su programa de estrenos. Lógicamente con un tinte distinto. En estos momentos estamos convocando a importantes directores para que los chicos puedan acceder a distintas miradas y técnicas de dirección. Ahora trabajamos con un director joven cuya propuesta teatral va más por lo performático. Los estudiantes están contentos con él. De otro lado, estamos charlando con un director formado en la disciplina de la danza contemporánea.

– ¿Qué implica dirigir una escuela como la ENSAD?

– Muchísimo trabajo. Grandes retos. Estamos actualizando a los docentes también.

Sobre Lucía Lora

Actual Directora General (e) y Directora de Investigación de la ENSAD. Directora teatral, investigadora, pedagoga y actriz. Labora como docente en la ENSAD, en las áreas de investigación, actuación y pedagogía. Es licenciada en Pedagogía Teatral y Magíster en Artes Escénicas por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Se formó como actriz en el grupo Yuyachkani en donde trabajó durante diez años. Paralelamente, estudió con Cuatrotablas, Alberto Isola, Lucho Ramírez, Arias y Aragón, entre otros. Complementó su formación de actriz con estudios de danza contemporánea, coreografía y dramaturgia. Se ha desempeñado durante años como pedagoga tanto en el Perú como en Venezuela, Colombia y México.

Como actriz participó en montajes como: “El Emperador de la China” de Fernando Arrabal, “Los Tambores”, de Perú-Fusión Teatro; “Un día en perfecta paz”, “Encuentro de zorros”, “Contra el Viento”, “Quinua”, “Puckllay” y “La primera cena” con Yuyachkani; y en los espectáculos multimedia dirigidos por los Arias de Aragón: “Ensueños”, “Summertime” y “El cuerpo”; además de actuar en el espectáculo multimedia: “El cielo está vacío”, bajo la dirección de Pascal Marquilli.

También ha incursionado en la actuación en teatro para niños, en el espectáculo “Piratas en el Callao” bajo la dirección de Pipo Gallo y en el espectáculo de narración teatral “Mujeres de Ojos Grandes” de Ángeles Mastretta, también bajo la dirección de Pipo Gallo. Recientemente participó como actriz en “Niña Llevando Cola de Novia” de Yazmím Loayza, “Lo que no se dice”, dirigida por Daniel Dillón y en “La Muerte Roja: La Corrupción del Poder”, creación colectiva de Casa de Arte Sinapsis Colectiva, proyecto de formación y creación. Ha participado, también, en la película “Coraje” de Alberto Chicho Durand.

Como directora ha realizado dos montajes “Lumiere” del dramaturgo peruano Juan Manuel Sánchez, y “Santiago el volador” adaptación de Pipo Gallo de “Santiago el Pajarero” de Julio Ramón Ribeyro. Ambas obras quedaron finalistas en el Festival de Teatro Peruano Norteamericano en el 2002 y 2004, respectivamente.

Además de haber desarrollado proyectos pedagógicos de modo independiente y en grupo a enseñado en Colegios, Escuelas de Teatro y dirigido el taller-escuela de teatro de la Productora de Talentos de Maritza Gutti. Participó en diversos festivales internacionales como: Festival Internacional de Teatro de Oriente en Venezuela. Festival de Teatro de la frontera Ipiales, Colombia. Festival internacional de teatro “Ayacucho 98” Participación actoral en la obra “Los Tambores” Presentada en el “Festival Regional de Teatro del Estado de Puebla”; México. Festival Internacional de Teatro de Mujeres en Buenos Aires, Argentina. Festival de Artes Escénicas de las Frontera, Venezuela-Colombia.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.