La Lá: “El disco Mito no rompe con la esencia de mi música”

Mito, el tercer disco de La Lá, es el primero que realiza en coproducción con Altafonte Network, compañía global que trabaja con artistas como Silvio Rodríguez, Gilberto Gil, Caetano Veloso, entre otros. Estará en Spotify, Amazon, Apple Music, Claro Música, Deezer, Soundcloud, Tidal, y YouTube. ¡No se la pierdan!

Hace unos días escuchamos “Milagros”, primer single del tercer disco: Mito de la cantautora peruana La Lá. Una bachata poética que nos habla del amor que trasciende, una alegoría bailable sobre el amor eterno que se siente por un ser querido. Fue escrita y compuesta a raíz de la muerte de la esposa de su primo para abrazarlo y alegrarlo en el recuerdo de su compañera, Milagros. Al respecto Lima en Escena charló vía online con la destacada cantautora.

– La Lá, después de escuchar Milagros -tema en tono de bachata- el primer single que se desprende del álbum Mito percibo un cambio en la rítmica y composición. ¿Este nuevo disco rompe con tu estilo?

-No rompe porque en la esencia de mi música está la cantautora y su relación con el verso y la música. Observando todo esto como melodía e instrumento parto de las mismas y simples estructuras que puedo tocar en mi soledad y todo esto lo traduzco a otros ritmos. Ya lo hice antes. Trabajé géneros que están alejados del cantautor como el jazz o el bolero. Es como el juego de disfrazarme y ponerme el mismo taco de mi mamá. En este caso, incursiono en géneros más tropicales dentro del mismo álbum. Esto puede parecer que me salgo de mi género, pero solo se trata de un juego. Esto desde la mirada de la cantautora.

-El sencillo “Milagros” está interpretado en el género bachata. ¿Qué implicó para ti escribir esta sentida historia, que nos llega en medio de la muerte producida por la pandemia global y el encierro?   

-Esta canción la soñé tal cual, a propósito de la muerte de la esposa de Toño, un primo querido. Su esposa justamente se llamó Milagros. El tema tiene de religioso en su letra, en sus figuras, sin embargo, no deja de ser una canción de amor, que se identifica con este sentimiento de paz a pesar del duelo. Este disco, en general, me ha significado muchas cosas: aprendizaje en cuanto a ritmos, técnicas, tecnologías para grabar en cuarentena. Estrictamente en lo musical conocí los tipos de instrumentos que se usan en determinados géneros, qué patrones rítmicos lleva la guitarra, la percusión y cómo deseo hacerlo yo. Ese estudio, ese análisis de los géneros y la planificación de una versión personal es algo muy rico para mí. Por el tema del aprendizaje y por la creatividad que uno puede volcar en una producción. Es un juego. Es mi juego favorito.

– Pienso en el proceso creativo de la composición “Milagros”. ¿Cómo asumir una partida durante el proceso creativo?

– Mi primo Toño, hermano de Patricia y Renzo, forma parte de una familia que aprecio mucho. La abuelita de Toño era la hermana de mi abuelita. Ellas dos: Augusta y Chela eran nuestras abuelas. Los nietos de ambas nos queremos mucho y las quisimos mucho a ellas también. Cuando sucedió la partida de Milagros, simbólicamente pienso que las abuelitas nos enviaron su consuelo. Consuelo para mi primo. Consuelo para sus hijos y familia. Recibí esta canción en mi corazón con mucho cariño para cantarle a él, a sus hijas y a Milagros, su esposa que ahora está en otra dimensión. Esta canción la escribí en el 2019. Antes de la pandemia. Esta canción es para Toño. Ahora me escriben algunas personas para contarme que la canción “Milagros” la escuchan durante una despedida, en la tristeza… Me parece conmovedor.

-Este material discográfico lo trabajaste durante la pandemia. Podríamos decir que tu creatividad se puso de manifiesto en este encierro por cuarentena.

-En circunstancias como la pandemia, el encierro, y todo lo que estamos pasando, la creatividad en mí no bulle. La creatividad puede bullir en circunstancias difíciles, pero cuando se experimentan el corte de cosas básicas -como estar y abrazar a tu familia y amigos- el apremio no permite sentir. Los sentidos se atrofian por el dolor, el miedo. Coyunturas en la que no podemos ver a nuestros familiares, no podemos recibir abrazos no son situaciones propicias para crear, componer, escribir. Sin embargo, sentía que debía acabar el disco, producirlo. Me propuse concluir esa misión. Durante este encierro operó en mi la parte ejecutiva/resiliente más que la parte creativa/efervescente. Buscar las maneras materiales de hacerlo. Menos mal que hay artistas que están familiarizados con recursos técnicos y me ayudaron grabando desde sus casas. Grabé las voces en mi casa gracias a mi amigo José Becerra quien prestó todos los elementos técnicos. Fue difícil y retador.

ETIQUETAS:

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.