José Subauste: “La vigencia del bailarín está en el cuerpo”

Nuestro destacado artista de danza moderna representará al Perú en un magno evento internacional en Israel

Lleva más de dos décadas entregado al oficio de bailarín, coreógrafo y director de danza. Asimismo, forma parte del equipo de profesores de la especialidad de Danza de la Facultad de Artes Escénicas de la PUCP y es uno de los artistas de danza contemporánea más importante del país. En breve participará en el encuentro internacional de danza organizado por el Dance Community Club de Tel Aviv, Israel. Nos referimos a José Alejandro Ruiz Subauste, quien nos ofrece una entretenida charla al respecto.

-José en breve participas en el encuentro de danza organizado por el Dance Community Club de Tel Aviv, Israel. ¿Qué nos puedes informar sobre este evento?

-Sí. Fue una sorpresa. En diciembre pasado recibí la carta de invitación para participar en este evento internacional organizado por el Dance Community Club de Israel. Este reúne bailarines, coreógrafos y maestros de Australia, Estados Unidos, Inglaterra, Sudáfrica, Rusia e Israel. Compartir con todas estas figuras en un lugar lejano es realmente un honor. Los organizadores nos invitaron por recomendación de la coreógrafa israelí Rachel Erdos, quien participó en el Festival Internacional de danza Encuentro Andanzas 2018 organizado por la escuela de Danza de la PUCP.

– Eres el único bailarín, coreógrafo y director peruano que participará…

-El Dance Community Club me convocó como único representante de Perú y Sudamérica para formar parte de este evento. También represento a la PUCP.

-Háblanos de tu participación.

-Ofreceré una serie talleres de técnica moderna y contemporánea, trabajos de experimentación para la creación en danza y un taller de herramientas para profesores. Habrá también un intercambio de repertorios con otros estudiantes con quienes tendré la oportunidad de hacer una muestra de mis investigaciones coreográficas.

– ¿Participas como académico, coreógrafo y bailarín?

-Sí. Los performers están invitados para mostrar sus trabajos. En este espacio tendré la ocasión de exponer mis coreografías las cuales compilan mi trayectoria y estilo artístico. Presentaré un resumen de “La Metamorfosis” de Franz Kafka, obra dirigida por Rebeca Ráez. Asimismo, brindaré un extracto de “Wild”, puesta en escena de carácter multidisciplinario que toma como punto de partida la vida y obra de uno de los genios de la literatura inglesa del siglo XIX, Oscar Wilde, bajo mi dirección. Con estas presentaciones sintetizaré mi experiencia como actor bailarín, una labor interesante que proponer dentro del rubro de la danza.

-La Metamorfosis y Wild son las obras más importantes de tu carrera como bailarín y coreógrafo. ¿Lo observas así también?

-En lo referido a los solos sí. Sin embargo, debo destacar que a lo largo de mi carrera tuve la suerte de bailar con innumerables personalidades. Mi último trabajo lo realicé con Vanessa Ortiz Aste una compañera que fue mi alumna en la PUCP. Hicimos un proyecto de danza e investigación. Ella tiene un valioso trabajo como bailarina. Para mi fue un reto bailar con ella. Compartir proyectos como este me motivan a seguir trabajando. En estos momentos colaboro en un trabajo de fusión con Margarita Villalobos. Hacemos flamenco contemporáneo. No hago flamenco pero la idea es intercambiar con otros creadores. Esta obra probablemente se estrene en agosto.

-Son más de dos décadas de trayectoria. Podríamos hacer una retrospectiva de tu labor en la danza local.

-Claro. Mi primera aparición en el mundo artístico fue en el 2004 con el unipersonal La Metamorfosis. La obra la dirigió Rebeca Ráez y se estrenó en el ICPNA de Miraflores. Diez años después, producto de un período de crecimiento, presente “Wild” en la Alianza Francesa de Miraflores. El departamento de Artes Escénicas de la PUCP apoyó la creación de esta obra. El proceso creativo lo develé en presencia de mis alumnos e hice una reflexión sobre los pasos entre ambos unipersonales. En síntesis, fue un recorrido por mi trayectoria. Un trabajo vigente en donde la vigencia del bailarín está en el cuerpo.

-También llevas un puñado de años involucrado en lo académico. ¿Cómo cambió tu experiencia de bailarín independiente a partir de tu labor como maestro?

-El crecimiento fue eminente. Mi llegada la PUCP cambió mi vida. Tuve la suerte de llegar en el momento adecuado y justo. La Facultad recién se formaba. Una de mis primeras maestras Mirella Carbone, junto con Pachi Valle Riestra, y otras maestras, impulsaron la creación de la Escuela de Danza, luego la Facultad de Artes Escénicas, y la especialidad de Danza, dirigida por Carbone, quien me invitó a participar como profesor. Ahora somos una comunidad sólida.

-Trabajaste con Lili Zeni, otra de tus maestras.

– Por supuesto. Fue una larga carrera de aprendizaje en Terpsícore Escuela de Danza. Hablo de una de mis partes formativas que también incluye el yoga. Ahí me desarrollé como profesor. En Terpsícore me hicieron un homenaje por formar parte del equipo.

-La especialidad de danza de la PUCP formaliza esta disciplina.

-Por supuesto. Estoy de acuerdo con la formalización de la danza en el país. Este paso le daría a todo el gremio otro nivel. En estos momentos ofrecemos una formación de calidad. La actual directora es Mónica Silva y con ella nos reunimos todos los profesores para trabajar en el fortalecimiento de la especialidad.

-Crees que la danza en el Perú es la última rueda del coche de las artes escénicas en general…

-No creo en esa teoría. En el tema referido a la producción artística de la danza existen buenos trabajos. Propuestas innovadoras, arriesgadas… En estos últimos 20 años la danza peruana cambió y creció. Ahora contamos con más apoyo y el número de personas dedicadas a la danza se incrementó notablemente. Actualmente existe un mayor número de escuelas de danza de diversas especialidades que fomentan el espíritu de la danza.

– ¿Qué pasa con la danza escénica?

– Durante muchos años fue incomprendida. Desde finales de los ochentas y en los noventas, el período de la guerra interna también afectó a la danza. En ese momento cada elenco, grupo o colectivo trabajaba como una isla. No era precisamente un gremio unido, integrado, razón por la que la danza peruana no tuvo un impacto trascendental cosa que sí lo tuvo el teatro.

– ¿Cómo observas la danza en la actualidad?

-Ahora estamos más integrados. Hemos crecido. Desde la comunidad PUCP hasta las instituciones dedicadas a fomentar la danza contemporánea en el país el desarrollo es notorio. Me refiero al ICPNA y su festival de danza anual en donde se le da oportunidad a todas las manifestaciones de la danza contemporánea. El Centro Cultural de España también se suma a destacar esta actividad. El año que viene el FAE Lima involucrará la danza en su programa de actividades. Los ejemplos siguen. Nosotros aplaudimos y apoyamos todas estas iniciativas.

-Eres un coreógrafo y bailarín nada purista…

-No, no soy purista. Me formé en Cuatrotablas en donde trabajamos con la parte emocional y el movimiento del cuerpo desde lo teatral. Esto influyó en mi formación artística. No puedo disgregar. Soy un instrumento que habla desde todo lo que dejaron los maestros. Cuando uno trabaja con el cuerpo se forman capas en donde quedan las huellas de los maestros quienes nos formaron en la parte expresiva, la parte de la rigurosidad con el movimiento. A esto se suma también la parte reflexiva.

– “Wild”, es un espectáculo poético que goza de una plasticidad admirable…

-Sí. Dentro de la búsqueda de la puesta en escena existe una plasticidad que me caracteriza. Esto sucede en los espectáculos en donde apelo al aporte visual y en los que no. Son capas y matices de cada coreografía. En el unipersonal me enfrento a todo el bagaje de una puesta en escena que me interesa mucho: la plasticidad.

Sobre José Alejandro Ruiz Subauste

Actor, bailarín, coreógrafo, director y docente de danza. Un artista multidisciplinario con tendencias eclécticas. Realizó sus estudios de teatro en la AIA Cuatrotablas. Su formación como bailarín la inició en Lima en la Escuela Danza Lima y en Terpsicore Escuela de Danza. Realizó estudios de especialización en danza contemporánea en De Amsterdamse Hoogschool voor de Kunsten (AHK-SNDD-Ámsterdam). Fue becado en Danza Universitaria (UCR-Costa Rica). Ha sido galardonado por el Kennedy Center for the performing Arts (NYC-Washington DC- 2009) con la beca para bailarines de danza moderna y en el año 2010 ha sido premiado con la residencia artística OMI Dance Collective (NY). Entre sus obras más destacadas está los unipersonales de danza-teatro La metamorfosis de Kafka y WILD sobre Oscar Wilde.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.