Violeta Parra, artista visual

Este 04 de octubre Violeta cumple 101 años. Admiradoras de su música y de su arte, la celebramos con esta hermosa pieza: La cantante calva (1960). Yute bordado en lanigrafÍa

Además de destacar como cantautora, folclorista e investigadora, Violeta Parra, fue una de las más auténticas e innovadoras artistas visuales del arte popular chileno. Pintora, escultora, bordadora y ceramista, la emblemática artista chilena realizó la célebre exposición individual de sus arpilleras y óleos en el año 1964 en el Pavillon de Marsan del Louvre de París. En esta exhibición expuso  23 tapices, 20 cuadros, 15 esculturas en alambre y máscaras cubiertas con porotos, lentejas y arroz. Sobre los colores de su paleta afirmó que tenía como base la gama araucana, en especial el amarillo, negro, violeta, rojo, verde y rosado. La aludida muestra  le permitió ser la primera artista latinoamericana en exhibir sus obras en el famoso museo francés. “Soy la primera latinoamericana en conseguir estas salas del Louvre. Lo logré al presentar mis tapices, sin encuadrar, al director del museo de Artes Decorativas y él accedió”, expresó en aquella ocasión.


Figura de la música tradicional latinoamericana

Asimismo, en su afán por rescatar y visibilizar la música popular chilena, Violeta Parra recorrió por casi todos los rincones de su país en donde investigó, recopiló, se nutrió y aprendió sobre las formas tradicionales de hacer música y cómo tocar los instrumentos. Este contacto con la música folclórica influenció en su obra. Mientras componía una canción ideaba qué pintar o bordar. Escribía sus canciones y laboraba en sus obras visuales casi en paralelo. Más allá de sus 11 producciones discográficas, la autora del “Volver a los 17”, dejó un sin número de composiciones inéditas. Su música trascendió fronteras. Múltiples artistas contemporáneos la evocan permanentemente. Mercedes Sosa, Vicente Fernández, Elis Regina, Plácido Domingo, han interpretado sus canciones. Otros. en cambio, le han rendido homenaje a través de sus composiciones como Chabuca Grande, quien escribió “Cardo y Ceniza” en su honor.

Actualmente, parte de los trabajos de la autora de “Gracias a la vida”, conforman el patrimonio del Museo Violeta Parra, institución impulsada por sus herederos con la finalidad de rescatar, preservar y difundir la creación plástica y escrita de esta artista del pueblo que logró la universalidad a través de su arte. También se puede visitar la Fundación Violeta Parra.