Paul Schrader: “Taxi Driver fue una auto terapia para mí”

Su reciente filme First Reformed nos devuelve al director norteamericano en uno de los mejores trabajos de su carrera cinematográfica

Textos y fotos: Olga Tijero 
Corresponsal de la ciudad de Nueva York

En First Reformed, la última producción cinematográfica de Paul Schrader, el popular guionista, director y crítico de cine norteamericano, nos cuenta cómo después de la muerte de su hijo, un capellán ex-militar (Ethan Hawke) se verá atormentado por la pena cuando se haga amigo de una mujer (Amanda Seyfried), que lucha contra el reciente suicidio de su esposo. A través de estos hechos pronto descubrirá algunos secretos sobre la complicidad de su iglesia con corporaciones poco éticas.

El director Paul Schrader estuvo presente en un conversatorio en la ciudad de Nueva York en donde compartió algunas impresiones sobre First Reformed, su más reciente película, que está en cartelera en las salas de la Gran Manzana. El director dijo sentirse gratificado por el trabajo logrado en su última producción que ha recibido gran aceptación por parte de la crítica que la calificó como uno de sus mejores proyectos. “En este momento de mi carrera no sé con certeza que paso es el siguiente. Sin embargo, una parte de mí se siente complacido con los resultados alcanzados a lo largo de toda este recorrido cinematográfico”, señaló el cineasta.

En First Reformed, Schrader reflexiona sobre algunas interrogantes en torno a la fe. ¿Puede Dios perdonarnos por lo que hemos hecho? Es tal vez una de las preguntas más recurrentes en la trama de la película… El cineasta comentó que fue en la sala de edición cuando se percató lo mucho que había de Taxi Driver en este nuevo film. “Estaba en un momento muy oscuro de mi vida cuando escribí Taxi Driver. Hacer el guion fue una auto terapia para mí”, dijo al respecto.

Al ser consultado sobre el “estilo transcendental” en determinados films, explicó que esta técnica es usada por los productores de películas con el fin de involucrar al espectador con el tema del misterio. “Nunca pensé que haría una producción de este tipo. Años atrás decía que este género no era para mí. Fue en una conversación con el director Pawel Pawlikowski, que tocamos el tema de las películas de corte espiritual en el cine. Una vez que la posición fue tomada, sucedió rápidamente”, comentó.

“Generalmente los cineastas bombardeamos al espectador con imágenes de personas, acciones o explosiones. Además se utiliza la música para que el observador experimente cierto sentir. Cuando todas estas acciones no se incluyen en una película la oportunidad aparece y es en ese momento cuando el espectador decide que es lo va a hacer. Es en ese instante que las cosas suceden”, acotó.

Sobre la pregunta de cómo armoniza su papel de crítico y la de director, el veterano cineasta comentó: “Es un riesgo. El crítico es como un médico que busca analizar el cuerpo, abrirlo y averiguar por qué tiene vida o murió. El cineasta, en cambio, es como una mujer embarazada cuyo único deseo es dar vida a lo lleva dentro de sí. Si permites que el crítico ingrese a la sala de partos matará al bebe”.

Como se recuerda, Paul Schrader fue guionista del aclamado film Taxi Driver, de Martin Scorsese, que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Además de Raging Bull (1980), La última tentación de Cristo (1988) y Bringing Out the Dead (1999). En lo que comprende a su filmografía destacan películas como Blue Collar, Cat People, American Gigolo, Mishima, Auto Focus y The Canyons.

Sobre Olga Tijero

Es periodista y fotógrafa. Laboró en los diarios Síntesis, Gestión y Diario Oficial El Peruano. Desde hace ocho años trabaja como fotógrafa de bodas en la ciudad de Nueva York.