Gustavo von Bischoffshausen: “Antiguamente las piezas de teatro eran ligeras y cómicas”

El autor del interesante libro Teatro Popular en Lima nos habla sobre los sainetes, las zarzuelas y las revistas

Hasta hace algunas semanas, el país no contaba con un ambicioso estudio sobre el desarrollo de los sainetes, las zarzuelas y las revistas como espectáculos de diversión en nuestra ciudad capital en el siglo XIX y XX. Gracias al antropólogo y bibliotecólogo Gustavo von Bischoffhausen, quien presentó recientemente su libro Teatro popular en Lima. Sainetes, zarzuelas y revistas 1890-1945 (Máquina de ideas, 2018), los lectores e interesados en el tema podemos acceder a la valiosa información sobre estos espectáculos, sus protagonistas y sus públicos en una Lima de antaño.

-Gustavo, ¿quiénes hacían los espectáculos del teatro popular en Lima entre 1890 y 1945?

-El teatro popular que se desarrollaba en Lima en aquella época estaba a cargo de compañías extranjeras. Los actores venían de España y otros países de la Región. Los elencos visitaban la capital y presentaban las temporadas de sus espectáculos en el Teatro Chino o el Teatro Delicias, espacios cuyo público lo constituían también un grupo de chinos de Barrios Altos.

-Háblanos sobre las temáticas que estas compañías extranjeras ofrecían a los espectadores de aquella época.

-La Gran Compañía Dramática Española Paulino Delgado, por ejemplo, traía obras cortas. Eran entremés, piezas cortitas, graciosas. Las temáticas recogían experiencias cotidianas. Parejas en disputa o enredos. Argumentos sencillos. Personajes estereotipados. Puestas en escenas breves y espontáneas. Recordemos que los actores de esa época no contaban con ningún tipo de formación académica.

-Con respecto al género de las obras. ¿Qué exigía el público?

-Básicamente les interesaba la comedia. El teatro popular en ese momento estaba dirigido a un público limeño cuyo gusto por el entretenimiento era sustancial. Los espectadores de este período en particular visitaban los teatros para divertirse.

-¿No eran exigentes?

-No. Justamente en esta época, el actor de teatro, cine, director teatral y dramaturgo chileno Lucho Córdova, visitó con frecuencia nuestro país para estrenar sus comedias las cuales eran exitosas. Se trataban de comedias elegantes. Refinados en sus textos dramatúrgicos, en sus vestuarios y en sus escenografías. Las comedias estaban en auge y el público disfrutaba de estos espectáculos.

-Elementos como el humor y la música jugaban un rol importante en estos tipos de puestas en escena.

-Claro, la música y el humor son elementos importantes en estos formatos. Desde la zarzuela. La zarzuela La Verbena de la Paloma reúne estas características. Aborda el enredo de una mujer. En esta obra la música es vital. Sin embargo en el género del sainete algunas obras tenían música y otras no. El sainete fue una disciplina artística y popular creativa. En este género figuraron autores como Moncloa, Covarrubias, el mismo Nicomedes Santa Cruz, el papá de Victoria y de Nicomedes Junior. Este último escribió varias obras.

-¿Por qué no figuraban los actores peruanos?

-En esta época los actores peruanos estaban invisibles porque la mayoría eran españoles o mexicanos. En 1905, la peruana Ernestina Zamorano empezó a actuar y a destacar.

-Tiene vínculo con la recordada actriz Carlota Zamorano.

-Por supuesto, fue su mamá.

-Te lo consulto porque la entrevisté en el año 1986 y ya estaba mayor. Se debe recordar que la familia Ureta esta asociada a la historia del teatro peruano. 

– Exacto. En el año 1930 los Ureta comenzaron a formar compañías teatrales. Este punto es interesante. Justamente estoy investigando a profundidad estos momentos del teatro.

-Estos estudios de los cuales me comentas será la segunda parte del libro Teatro Popular en Lima.

-Probablemente.

-Podríamos afirmar que posterior al año 1900 empiezan a figurar los actores y las compañías locales.

-Sí, en el año 1911 ya contábamos con la Compañía Moreno Ureta, la Compañía Incaica, la Compañía Nacional de Zarzuelas y Revistas. Destacaban nombres como Ureta Revolledo. Del año 1930 podemos citar a Pedro Ureta, el abuelo de Juan Ureta, actor casado con Elvira Travesí, por muchos años unas de nuestras primeras actrices peruanas. Actualmente la recordamos como una actriz peruana emblemática.

Volviendo al tema de las zarzuelas, sainetes y revistas. Daniel Alomía Robles figuró durante esta etapa.

-Por supuesto. Alomía Robles compuso El Cóndor Pasa, una zarzuela dramática.

-Sin embargo El Cóndor Pasa no forma parte del repertorio del teatro popular pese estrenarse entre el periodo 1890/1945…

-No, El Cóndor Pasa tiene otra dimensión. Su estreno se produjo en el año 1911. Fue una obra especial y de una repercusión internacional impactante. Su estreno llenó el Teatro Mazzi de Barrios Altos.

-Histórica y emblemática hasta nuestros días ¿no?

-¡Y universal! Se debe destacar que definitivamente es otro tipo de espectáculo. Fue una obra importante y se estrenó tiempo después del auge de la zarzuela y el sainete.

-Un punto vital en tu libro “Teatro Popular en Lima” es la cartografía de los teatros y los espacios culturales que nos ofreces.

-Es uno de los temas que más me agrada a propósito de mis estudios de bibliotecología. El libro sobre los entretenimientos a finales de siglo pasado de Fanni Muñoz me sirvió de base. Ella desarrolló un interesante análisis sobre los diversos espectáculos de la época: el teatro, los toros y los gallos. En este estudio figura un mapa que al lector le permite observar una cartografía de los espacios en donde se desarrollaban estos espectáculos. Me gustó la idea del mapa porque te da un acercamiento diferente a lo que puede ser un documento. Repliqué la idea para todos los teatros que existieron entre 1890 y 1945.

-Tu libro concluye sus investigaciones en 1945…

-Es un año en el cual cambia todo. Los actores populares ingresaron a trabajar a la radio y se institucionaliza el teatro a través de la Compañía Nacional de Comedias. Emerge la Escuela Nacional de Arte Escénico. El teatro peruano se afianza. Los actores y las actrices empiezan a formarse de manera más rigurosa. De esta época, Lucía Irurita, es una de las pocas que queda. Defina Paredes de Histrión también.

-Gustavo, para finalizar, qué hay más allá de la comedia ligera, del entremés. Imagino que todo este movimiento de teatro popular también atravesó un ciclo de crítica contestaría.

-Por supuesto. Políticamente el año 30 fue importante. Se vivía la era del fascismo. Estaba Sánchez Cerro en el poder. Los apristas eran perseguidos. Se produjo la matanza en Trujillo. El teatro en ese momento fue crítico también. En los montajes de aquella época jugaban con personajes políticos. Los camuflaban. Los actores se mofaban de los políticos de turno.

Sobre el autor

Gustavo von Bischoffhausen (Lima, 1945). Estudió Antropología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, y es licenciado en Bibliotecología y Ciencias de la Información. Cursó una maestría en Historia en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y ha sido Director de la Biblioteca España de las Artes. También fue docente de Gestión Cultural en la especialidad de Bibliotecología y Ciencias de la Información en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ha dictado seminarios sobre teatro en la Casa de la Literatura y ha colaborado en la investigación de algunas de nuestras exposiciones. Integra el programa Abuelas y Abuelos Cuentacuentos de la Casa de la Literatura Peruana.

Periodista y fotógrafa. Siguió la carrera de Comunicación Social y Periodismo Económico. Laboró en los diarios La Voz, Síntesis, Gestión y en la revistas Oiga. Desde el 2010 labora en Lima en Escena.